viernes, diciembre 14, 2007

¡Felices Navidades!

Os deseo a todos los bloggeros y sus familias unas Felices Navidades y un magnífico 2008. Para los creyentes que sea en la Paz del Señor.
Suspendo mi participación debido a que estoy en pelea con una grave enfermedad. Espero, si Dios quiere, que sea por muy poco tiempo.

Un abrazo para todos

martes, noviembre 20, 2007

Unión Europea: solo para burócratas y políticos

Nuestro continente es la cuna de algunas de las civilizaciones fundamentales en la historia mundial, pero también es la cuna de pueblos orgullosos de si mismos enzarzados en guerras desde A.C. hasta 1945, algunas especialmente destructivas, no solo de vidas y bienes sino de ideas, lo que a su vez ha engendrado otras especialmente crueles y perniciosas, como el nacionalsocialismo o el comunismo. No creo que los europeos podamos sentirnos muy orgullosos del siglo XX.
La derrota del nazismo en 1945, dividió en dos a Europa: a un lado la controlada por EEUU, democrática y libre , al otro lado de lo que Churchill llamó el Telón de Acero, la oprimida por el yugo comunista, pero en paz. El control que las superpotencias realizaban sobre sus acólitos evitaba que tuviesen una política distinta de la marcada por los grandes y así se mantuvo el equilibrio pacífico de Europa.
Aprovechando unos años sin guerras y bajo la tutela estadounidense y su Plan Marshall, algunos visionarios franceses y alemanes trataron de unir a los dos pueblos que más habían contribuido, sobre todo en el último siglo, a la destrucción de Europa. Pero como no eran unos ingenuos, sabían que las ideas de amistad y paz eran simples palabras, que los hechos concretos pasaban por la economía y unas instituciones democráticas y libres. Así Schuman, el Ministro de Asuntos Exteriores francés, impulsó la unión del carbón y el acero que plasmaría otro gran europeísta, Jean Monnet y el 18 de abril de 1951 de firmó el acuerdo de la CECA al que se adhirieron Francia, la República Federal alemana, el Benelux e Italia, dándose el primer paso hacia el Mercado Común. En la misma línea, aunque con otros objetivos, se había creado la OTAN en 1949, el Consejo de Europa, etc., instituciones donde los países de la entonces llamada Europa occidental aunaban esfuerzos en aras a objetivos comunes, pero tangibles: carbón y acero, defensa y otros, apoyados por instituciones donde se trataba de poner en común las ideas que podían unir a países tan diversos, pero siempre plasmándose en actuaciones sobre temas concretos.
La firma del Tratado de Roma en 1957, signado por los mismo países que la CECA, culminaba una era de acercamiento entre estados antaño rivales, ahora unidos por intereses comunes. Grandes europeístas como Spaak, Adenauer o Segni fueron firmantes del Tratado. Aquellos acuerdos, sostenidos antaño por el Plan Marshall y sin grandes preocupaciones defensivas al estar bajo el paraguas americano, hicieron prosperar a las naciones europeas, ya que Schuman y Monnet eran conscientes de que la unión política estaba muy lejana si es que algún día se alcanzaba. Conocían muy bien a los países europeos, su historia, sus ambiciones y sabían que Europa solo había estado unida por la violencia (Napoleón, Hitler). Desaparecidos esos estadistas idealistas, pero también realistas, aparece otra generación que intenta llegar a la unión política y aquí es donde quiebra el proceso. A ello se une la caída del telón de Acero y la descomposición de la URSS. Libres del férreo control, los viejos fantasmas vuelven a agitar al continente y, al igual que en los años 20, se inicia la descomposición de los estados: Checoslovaquia, Yugoslavia, tensiones entre Rumania y Hungría, entre Rumania y Rusia por Moldavia, etc. convirtiendo la Europa central y oriental en un polvorín al que debería hacer frente la Unión Europea creada en Maastricht, 1992, que intenta establecer una política exterior común, pero la guerras yugoslavas demuestran la imposibilidad de ello a la par que la debilidad militar y política de esa Europa que, otra vez, tuvo que depender de EEUU para apaciguar las crueles guerras balcánicas y solo cuando éstos intervienen se consigue un alto el fuego, poco mas es lo que en la práctica existe, en Bosnia o Kosovo. Al mismo tiempo que los políticos, cada vez mas desvinculados de la realidad de sus pueblos, intentan elaborar una Constitución para una Europa unida, mas estallan los conflictos nacionalistas en toda Europa y ya no solo en la central u oriental, también en la occidental. Alentados por las rupturas bálticas y balcánicas, catalanes, vascos, escoceses, corsos, flamencos y un largo etcétera buscan su “identidad nacional”, volviéndose al panorama, ya mencionado, de los años 20, aunque, salvo en los Balcanes y acciones terroristas, sin la violencia de la época.
Sin embrago, los políticos parecen no enterarse y creen que cuanto mas leyes y mas normas impongan mas se irá hacia la unida europea y así, a espaldas de sus pueblos y por medios nada democráticos, lo único que van creando es una estructura parasitaria de burócratas bien pagados, que se pasan el día elaborando informes, los que tiene algo que hacer, y viajando entre sus paises, Estrasburgo o Bruselas, en reuniones interminables que no suelen servir para solucionar ninguno de los problemas de los ciudadanos. El colmo de la irrisión será aquella farragosa Constitución Europea que, prácticamente, legislaba toda la vida ciudadana y que fue rechazada o escasamente votada por los ciudadanos de las naciones que tuvieron la posibilidad de pronunciarse en referéndum, ya que muchos estados prefirieron hacerla pasar por el trámite parlamentario para evitar derrotas del texto.
En paralelo, los antiguos paises de la órbita comunista entraban o deseaban hacerlo, en la Unión, pero no para perder su independencia política, sino para aprovechar los generosos estipendios económicos que, alegremente, con el dinero de los ciudadanos europeos se distribuía, sin ningún control de esos mismos ciudadanos, por los euroburócratas y sus dirigentes políticos.El fracaso de la Constitución, la incapacidad de Europa de hablar con una sola voz y con fuerza ante los graves problemas internacionales, desde Irak hasta Irán o desde Birmania a Corea del Norte, demuestran la irrealidad de esa unión política. Los grandes padres de Europa lo sabían y por ello quisieron ir paso a paso, basándose en hechos concretos y que sirviesen a sus pueblos. Desgraciadamente hoy no existen Schuman, Monnet, De Gasperi o Adenauer, nos gobierna una casta de tactistas de la política que solo quieren perpetuarse el poder, arropados por una legión de burócratas que no quieren perder el momio de unos empleos poco exigentes y muy lucrativos. Mientras tanto, el entusiasmo europeísta va desapareciendo paulatinamente, mientras resurgen las fuerzas de los nacionalismo identitarios. Si los actuales dirigentes europeos no dan un golpe de timón, no es que la unión política no se realice, que no se va a realizar, es que podemos encontrarnos en una situación muy similar a la de los años 30 con la democracia y la libertad en peligro ante los extremismos exaltados.

martes, noviembre 13, 2007

La mentira se instala en Hispanoamérica

El bochornoso espectáculo que el golpista asesino Chávez (si, asesino porque en su golpe murieron personas) y del tirano Ortega, ahora arropado por un triunfo electoral democrático pero del que no podemos olvidar sus felonías cuando era el líder del sandinismo marxista, se enmarca dentro de la campaña que los acólitos de Castro están lanzando para subvertir Hispanoamérica y, claro, en el mismo estilo de su amigo Rodríguez, hay que cambiar la historia. Los Chávez, Morales, Correa u Ortega, todos apellidos de fuerte raigambre hispánica, quieren aparecer como los defensores de un indigenismo machacado a lo largo de la historia y, como hay que buscar un enemigo aglutinador, dicen que esa opresión, genocidio lo llaman, fue por culpa de los españoles. No voy a entrar a dar una lección de historia, pues hay están los hechos que ponen a cada uno en su sitio, pero si quiero hacer hincapié en un par de asuntos.
En primer lugar, aquel mundo que para los nuevos líderes indigenistas era de ensueño, se trataba más bien de un mundo de una crueldad pocas veces superadas. Cierto que las élites, el Inca o los aztecas, podían tener una vida mas o menos placentera, pero quienes estaban dominados por ellos solo sufrían la opresión y el crimen. Esas civilizaciones tan adelantadas celebraban rituales con sacrificios humanos, lo que dice mucho en su favor ¿verdad?, y prueba del escaso entusiasmo que despertaban fue el apoyo del resto de los pueblos a la conquista de México por Cortés, por ejemplo. No menos cierto es, que fueron los clérigos españoles quienes primero salieron en defensa de los indígenas ante algunas exacciones, que se cometieron, de los colonos y fueron esos clérigos lo que más defendieron a los indígenas, recordemos las reducciones de Paraguay. Pero ese parapeto no existió durante la época anterior a la llegada de los españoles donde la clase sacerdotal era la encargada de aquellas salvajadas rituales en nombre de esos “dioses” que ahora aclaman esos líderes absurdos.
Dando un salto en el tiempo, recordemos que durante las llamadas guerras de independencia, fue la aristocracia criolla quién se levantó contra el poder español, mientras que los indígenas seguían viendo como su defensor al rey de España frente a la opresión de los líderes independentistas. Como ejemplo, la figura del asturiano de origen Boves, quién al frente de la gente de los llanos de Venezuela luchó contra los Bolívar y compañía, por considerar que lo único que deseaban con la independencia era oprimir, en su beneficio, a las pobres gentes de aquella zona. Casi 200 años después aquellos hechos no han significado mejora para los indígenas y no parece que los nuevos líderes, que se declaran indigenistas, lo vayan a conseguir, porque si consideran que España es el enemigo, ya están desvirtuando tanto la realidad como la historia, por lo anteriormente comentado y, desde luego, no parece que se pueda defender al indígena estableciendo un estado totalitario como en Venezuela, donde, por cierto, ¿cuántos indígenas quedan y cuantos fueron masacrados desde la independencia?. Como en Argentina donde no dejaron ni una tras las “guerras” de mediados del siglo XIX o en Bolivia donde tanto los señores de la “rosca” del cobre como lo siguientes gobiernos de corte socialista poco hicieron por esos pueblos. ¿lo va a hacer Morales?, ¿cómo?, ¿incumpliendo las normas internacionales?, ¿reivindicando la coca, esa coca que se usa para convertir en esclavos a mineros o los campesinos?. ¿Y Chávez?, ¿implantando ese socialismo que aplastó a millones de hombres?, ¿remedando a su héroe el asesino Castro?, ¿apoyando a gobiernos como el de Irán o a grupos terroristas como Hamás o Hizbullah?, ¿así piensan liberar a los indígenas?.Al igual que en la España de Rodríguez, el cambio de régimen en Hispanoamérica viene de la mano de la mentira histórica, de la creación de una época anterior al Descubrimiento que solo existió en las mentes calenturientas de los iluminados de aquel continente. Fracasada la experiencia marxista clásica ¡y a que coste!, aparece el “socialismo indigenista” que, mucho me temo, va a costar a los pueblos miseria y sangre. Pero España no debe renunciar a defender su obra en el continente y con todos los medios a su alcance, debe exponer la verdad, enfrentarse a esos “Tirano Banderas” de medio pelo y peor catadura, no solo en defensa de nuestro legado histórico, tan rico sino también en defensa de aquellas gentes que, mantenidas en la ignorancia y la miseria, se convierten en carne de cañón de esos déspotas corruptos y asesinos.

jueves, noviembre 08, 2007

En defensa de la libertad

La ofensiva que el gobierno y sus adláteres en los medios de comunicación están lanzando contra los escasos medios independientes, especialmente contra la COPE pero también contra el Grupo Intereconomía o El Mundo, recuerdan los mas tristes episodios de las dictaduras comunistas, nazi o fascistas y, en la actualidad, las comunistas china, norcoreana o cubana y la filomarxista Venezuela, por no hablar de las satrapías árabes como Marruecos, Arabia Saudita, etc., por cierto que alguno de ellos están entre los amigos del gobierno de Rodríguez. También puede servir de modelo el primer bienio de la segunda república, tan querida por el mencionado Rodríguez, cuando se cerraron mas de 130 medios de comunicación, cosa que no ocurrió ni bajo la dictadura franquista.
Pero si triste es la acción de los políticos atacando a esos medios, mucho mas patética es la actuación de los periodistas apesebrados del régimen que en la mejor línea franquista, al fin y al cabo el que paga manda, sirven dócilmente a sus amos, atacando a periodistas y medios de comunicación disidentes. Las “actuaciones” de los “gabilondos” y las “albóndigas” es risible, verlos desgañitarse contra los Federico, César o Nacho para quedar bien con el poder y seguir chupando del bote es un espectáculo repugnante. A más, a más como dice algún lerdo, el Colegio de Periodistas de Cataluña reúne “pruebas” contra esos medios indóciles, para “demostrar” la “conspiración” sobre el 11M. Esos mismo periodistas que aceptan la censura previa del régimen nacionalsocialista y no hablan del hundimiento del Carmelo, que no dicen nada del tema del AVE y los cercanías salvo cuando se lo ordenan, que no denuncian ninguna de las trapisondas que en aquella región se producen y que la hacen parecer cada día mas al México de la mordida que a una sociedad avanzada, en vez de dedicarse a informar sobre los problemas de la sociedad pierden su tiempo en hacer de policía política para el gobierno de los amigos de ETA en la persecución de quién no se doblega al neototalitarismo gobernante.
Pero este país ya no está para ser domeñado por tiranuelos de medio pelo, sean políticos, periodistas o locutores. España salió de muchos años de dictadura republicana y franquista con un gran esfuerzo de todos y no se va a doblegar a quienes intentan gobernarnos desde la incompetencia, el rencor y la mentira. Se podrá estar de acuerdo o no con los Sres. Losantos, Vidal o Villa, personalmente lo estoy, con la línea editorial de COPE, Intereconomía o El Mundo, pero en lo que se tiene que estar de acuerdo, si de verdad se quiere ser libre, es en su derecho a exponer sus opiniones y planteamientos y si sobrepasan alguna ley para eso están los Tribunales de Justicia, lo que no es tolerable es que los mamporreros del régimen, ya sean políticos o comunicadores, se conviertan en policía y en juez, pues eso lo único que consigue es que los españoles los veamos como chequistas o gestapistas, o ¿acaso es lo que desearían ser?.
Por ello todos debemos apoyar a esos medios, mas allá de nuestra aquiescencia o no con lo que expongan, pues de nos ser así podríamos encontrarnos con aquello que decía Brecht:” vinieron a por los comunistas y como yo no lo era no me preocupé, vinieron a por los liberales y como yo no lo era ni me preocupé, vinieron a por los católicos y como yo no lo era ni me preocupé, cuando vinieron a por mi no quedaba nadie para preocuparse”.

domingo, noviembre 04, 2007

¡Vaya vecino!

Una merma física me tiene un poco apartado de estos avatares de poner negro sobre blanco algunas ideas y pensamientos. Pero los acontecimientos de estos últimos días casi me obligan a sentarme ante del ordenador, pese a la mencionada merma.
El viaje de los monarcas a Ceuta y Melilla pone, una vez más, sobre la mesa la dificultad de las relaciones con el sátrapa alauí. Parece increíble que todos los gobiernos españoles hayan tenido tantas deferencias con Marruecos. Ya el General Franco, tras la independencia de Marruecos, quiso tener unas buenas relaciones, sin lugar a dudas recordando su pasado africanista y la ayuda en la Guerra Civil. Pese a ello se encontró con la guerra de Ifni-Sáhara, de cuyo inicio pronto se cumplirán 50 años, los incidentes en el Norte del Sáhara en 1960, la reivindicación de Ceuta y Melilla, constante, culminando, en las postrimerías de su vida, la Marcha Verde de la que se cumple aniversario en los próximos días.
Los gobiernos democráticos siguieron mostrando esa deferencia hacia el sucesor de Mohamed V, el tétrico Hassan II, pero ni Suárez, Calvo Sotelo, Felipe o Aznar consiguieron más que reclamaciones de los marroquíes y sucesivos desplantes, como en los temas de pesca o provocaciones como las de Perejil. La reacción firme de Aznar quedó un tanto diluida por la actitud traicionera del PSOE que no dudó en alinearse con las tesis marroquíes y que, a su llegada al poder, plasmó con nuevas concesiones de toda índole, no siendo las menos importantes las propagandísticas, como aparecer el Presidente Rodríguez debajo de un mapa con territorios españoles como si fuesen marroquíes. No menor ha sido la traición del gobierno y el partido socialista a los saharauis, cuando pasaron de referéndum en Andalucía por la autodeterminación del Sáhara a tragar con la idea de un Sáhara marroquí.
Pues bien, todas esas concesiones, sin olvidar el trágala con la cantidad de marroquíes que viven en España, las nunca despejadas dudas sobre la participación de los servicios secretos de ese país en el 11M, los apoyos ante la U.E., etc. no sirven de nada cuando se realiza algún gesto que aquella dictadura considera inadecuado, como ocurre con la visita de los reyes a Ceuta y Melilla. No voy a entrar en los derechos de España sobre esas ciudades, ni en su devenir histórico, es sabido y no hay más que decir. Lo que es lamentable son las reticencias en la propia España sobre las visitas de Estado a nuestras ciudades norteafricanas. Pocos Presidentes como tales han ido allí, Rodríguez si lo ha hecho, y no iba un rey desde hacía 80 años, ya que D. Juan Carlos y Dª Sofía en el ’70 lo hicieron como Príncipes de España. Esa cobardía, esa memez ante el tirano Hassan antes y Mohamed ahora no sirve más que para dar alas a los mismos y la posición del gobierno, mirando para otro lado como siempre, demuestra poca dignidad. Claro que no mucho mejor es el comportamiento del PP que si, por un lado, apoya la visita de los reyes por otro dice que apoyará al gobierno en sus esfuerzos por recomponer las relaciones con el vecino del sur. Yo me pregunto, ¿que hay que recomponer?, ¿quién ha retirado al embajador?, ¿quién intenta interferir en asuntos internos de España?. Me temo que, una vez mas, la mojigatería se acabe imponiendo y aunque la visita se realice acabemos, como siempre, haciendo concesiones al déspota de Rabat. ¿No ha llegado el momento de decir “basta ya” y, de una vez por todas, poner al pájaro de Mohamed y a toda la corrupta patulea que gobierna allí en el sitio que le corresponde?,o, ¿volveremos a tragar con una Marcha Verde o nuevos asaltos de inmigrantes teledirigidos a Ceuta y Melilla?. Si España no demuestra firmeza y me refiero a España y no solo al gobierno, tarde o temprano tendremos graves problemas y no solo en Ceuta y Melilla. Personalmente creo que mas vale frenarles allí y ahora que mas tarde y quizás aquí.

miércoles, octubre 24, 2007

Madridistan

¡Pues ya hemos empezado!, en la Cañada Real Galiana, zona donde viven mas de 10.000 marroquíes, por decir una cantidad ya que nadie sabe cuantos son, se ha producido la primera intifada en España. Con la excusa de oponerse al derribo de una vivienda ilegal, centenares, por no decir miles, de musulmanes se organizaron para tender una emboscada a la policía, policía que, una vez mas, no parecía tener la mas mínima información de lo que allí se tramaba y que aparecieron en escaso número, primero policías municipales sin medios antidisturbios y cuando éstos fueron atacados, llegaron en su ayuda algunos miembros de las Unidades de Intervención que, ignoro si por insuficiencia, incapacidad o desconocimiento, se dejaron emboscar por los neoterroristas marroquíes que a parte de obligarles a salir corriendo, ¡que espectáculo vimos en televisión!, tuvieron un número considerable de heridos, algunos graves.
Lo primero que sorprende es que se haya permitido crecer, tal como lo ha hecho, ese barrio, por llamarlo de alguna manera, donde se encuentra gran parte del lumpen de Madrid, miles de marroquíes, gitanos, rumanos, etc. la mayoría dedicado a negocios delictivos. No olvidemos que los incidentes en esa zona son frecuentes, recordemos los ataques y asaltos a los camiones de la basura. Lo segundo que parece insólito es que las Fuerzas de Seguridad no tengan información sobre lo que allí se cuece, lo que es sintomático de que esa zona está fuera del control del estado.
Lo tercero, la escasa capacidad de la Policía Nacional para actuar, pedir refuerzos y acabar con la revuelta. Lejos de eso, les vimos salir huyendo para no volver, lo que no se puede concebir más que como una victoria de los ilegales. No se si la culpa es de los mandos policiales o del Ministerio del Interior, pero alguien debería haber dimitido ya por ese ridículo espantoso que, además, manda un peligroso mensaje a la chusma: tenéis poder. Ese mensaje queda agrandado ante lo sucedido posteriormente, cuando al día siguiente se produjo una manifestación ilegal que llegó hasta la Junta de Distrito de Vicálvaro, marcha que, lejos de ser reprimida por las Fuerzas de Orden Público, es protegida hasta Vicálvaro a lo largo de la A3, con el consiguiente caos en dicha carretera, ¡fantástico!.Pero como las cesiones no eran suficientes, un juez suspende las demoliciones, el alcalde Gallardón decide crear una comisión para “encontrar soluciones” y la casa derribada ya está reconstruida, ¿dónde está la legalidad?. Para colmo de sarcasmo, algunos elementos de la “progresía” hablan de “excesos policiales”, ¡cuando es a los que les han partido la cara y han tenido que salir corriendo!. Por cierto, que no he oído ni al PSOE ni al PP decir nada en defensa de la legalidad y la restauración del orden supongo que, una de dos, porque no es políticamente correcto al ser moros los que atizaron a la policía o por miedo a que esos moros les pongan una bomba en salva sea la parte. En cualquier caso, el espectáculo ha sido clamoroso y, siendo el más espectacular, no es el único, pues pandillas de “jóvenes magrebíes”, verdaderos aprendices de terroristas, siembran el pánico en Lavapiés mientras las autoridades locales y nacionales miran para otro lado. Está claro que lo mismo que Londres se sorprendió un día con la cantidad de terroristas y simpatizantes que campaban por sus respetos en dicha ciudad y cuya actuación se ha plasmado en el control de numerosas zonas por los radicales y en los atentados efectivos o abortados, hasta el extremo de ser la capital conocida por Londonistan, en Madrid llevamos el mismo camino y, a no tardar, otras grandes ciudades españolas se van a encontrar igual. ¿Tendremos los ciudadanos legales españoles sufridores de impuestos para abono de tanto dislate y golfo que pagarnos también nuestra seguridad en vista de la inoperancia policial?, si es así exijo que se reformen las leyes para que pueda tener derecho a disponer de armas con que defenderme de la chusma, ya que los dirigentes a los que los españoles mantenemos con nuestro dinero no cumplen con su primera obligación: defender la legalidad y dar seguridad en libertad.

lunes, octubre 22, 2007

Un Congreso para incrementar el totalitarismo comunista

El XVII Congreso del PC chino ha sido, nuevamente, un ejemplo del control que las dictaduras comunistas ofrecen sobre sus ciudadanos y lo extranjeros. Los dos mil y pico delegados asistentes se limitan al aplauso borreguil a los jefes, se le informa de lo que los mismos consideran oportuno y las verdaderas decisiones se toman entre un pequeño grupo que es quién dirige el inmenso país. Por supuesto, los medios de comunicación no tiene otra información que la que los líderes quieren que se conozca, mientras que las importantes suelen ser secretas, como no puede ser de otra manera en ese tipo de regímenes.
Sin embargo, esta dictadura es bastante bien vista por la mayoría de los observadores occidentales que loan el gran desarrollo económico del gigante asiático y, en muchos casos, vaticinan que pasarán por encima de EEUU, vaticinio que hacen con gran regocijo dentro de esa estúpida oleada de antiamericanismo que nos invade. Tamañas loas alcanzan a los próximos Juegos Olímpicos de Pekín o a la próxima Exposición Internacional de Shangai. En estos días, los artículos son de un entusiasmo tan babeante que da cierto asco. Como muestra basta el botón del escrito por el excomunista y hoy no se sabe muy bien qué, Ramón Tamames en el diario "La Razón" donde no dejaba de alabar el crecimiento chino y lo ponía como paradigma de evolución del tercer mundo. Por supuesto, pasaba de puntillas sin, prácticamente, mencionar los desequilibrios y los crímenes.
Como no soy simpatizante de dictadura alguna y menos de las comunistas, esas que hasta los ’90 habían generado mas de 100 millones de muertos y varios mas desde entonces y como creo que el llamado “desarrollo” chino es mas falso que el beso de Judas, quisiera plantear algunas de las salvajadas realizadas por dicho régimen en los últimos años, aunque el preludio fue el “Gran salto hacia delante” de Mao que costó una hambruna con unos 30 millones de victimas, tirando por la bajo.
El llamado capitalismo rojo ha engendrado una élite supermillonaria de miembros e hijos de miembros del partido que aparecen en la revista Forbes entre los más ricos. A esa élite le han abierto las puertas del PC, si no estaban ya dentro, con lo que avalan políticamente sus “logros” económicos conseguidos, casi siempre, por mor de sus influencia con el poder y la corrupción de ésta que ha obligado a los dirigentes “peceros” a realizar algunas acciones ejemplarizantes, liquidando por corruptos a dirigentes de provincias o ciudades importantes como la propia Shangai. Por supuesto se trata de cambiar algo para que nada cambie.
Pero si unos 100 millones de chinos se han beneficiado del “boom” económico, no menos cierto es que unos 800 millones viven en condiciones precarias, que se han producido ¡mas de 72.000 incidentes en el campo!, por la opresión de las autoridades; la lluvia ácida y la contaminación convierten a 8 ciudades chinas en las mas contaminadas del mundo y a China en el país mas contaminante. Es tan brutal la misma que solo en los últimos días esa atmósfera en cierta zona ha costado la vida a 900 niños. El área desierta pasó de un 17,6 por ciento en 1994 al 27,5 por ciento de hoy. Cerca de 760.000 personas mueren prematuramente cada año debido a la contaminación del aire, el agua y la tierra Las actuaciones faraónicas, como la presa de las Tres Gargantas, expulsa a más de un millón de ciudadano y desequilibra toda la zona. Otras actuaciones, por ejemplo en Tíbet, condenan a la sed a 100.000 nómadas. La megalomanía de la casta dirigente les hace arrasar barrios enteros de Pekín para hacer una avenida similar a la dise4ñada por Albert Speer para el Berlín nazi. Por cierto el encargado de la obra china es su hijo.
Otro aspecto es el de las condiciones de los trabajadores, ya he comentado el problema del campo, pero no menos cierto es el de los trabajadores industriales, en un país que tiene el triste record de muertes en la minas, explosiones en fábricas y hasta empledores asesinando a sus propios trabajadores.
Si hablamos de derechos humanos simplemente recordemos el trato a los católicos fieles al Papa, los crímenes cometidos contra los miembros de la secta Falun Gong, secta pacífica, los encarcelamientos que todavía continúan de los estudiantes de Tian'anmen, las ejecuciones con el famoso tiro en la nuca y la bala pagada por los familiares, eso por no hablar de su apoyo a las dictaduras mas crueles y genocidas: Sudán, donde mercenarios chinos protegen los pozos petrolíferos, Zimbabwe, del asesino Mugabe, la Birmania de la Junta o Corea del Norte, patria de los muertos de hambre y nunca mejor dicho y de la megalomanía el psicópata Kim, por no hablar de las amenazas a la libre y democrática Taiwán, a la que temen porque es un ejemplo para todos los chinos.Estos son algunos datos de la “magnífica China” tan loada por los papanatas de la progresía y no pocos conservadores. Si EEUU, Alemania o R. Unido cometieran la milésima parte de las salvajadas de los comunistas los aullidos se oirían en la luna, pero parece ser que el Imperio del Centro goza de bula y, salvo honrosas excepciones, ni los Gore, Amnistía Internacional, ONU, etc. dicen esta boca es mía respecto a los problemas sociales, laborables, sobre derechos humanos, infancia, etc., es mas se alaba el modelo de crecimiento. Bueno, pues parece que el mencionado congreso solo ha servido para ir colocando a los dictadores que ocuparán el poder a partir de 2012 y para reafirmar la supremacía del partido sobre la sociedad civil y las amenazas a Taiwán. La pregunta que habría que hacer a los Tamames, la Vice, Gore, etc. es si les gustaría a ellos ser trabajados, campesino o tibetano en China, o tal vez es que les queda esa rémora de lo hermoso que es el poder totalitario para hacer ingeniería social que han heredado de sus reciente pasado marxista, cuando se extasiaban ante los dichos y hechos de Mao.

miércoles, octubre 17, 2007

Ley de Memoria Histórica: la mentira como bandera (II)

Sigamos con la Historia.......tampoco olvidemos que las fuerzas republicanas jamás ganaron una batalla, salvo, temporalmente, la de Teruel que en poco tiempo se convirtió en una tremenda contraofensiva de los nacionales que los llevó hasta la costa. Por cierto, que en esa batalla, algunos de los “héroes” mas crueles como “El Campesino” chaquetearon espectacularmente. Historia es que ese ejemplo de cobardía física, ambición voraz y vileza moral, llamado Azaña lamentaba, en sus escritos, lo que pasaba, pero solo cuando fue apartado y que durante los sucesos de mayo del ’37 no dio, precisamente, ejemplo de coraje. Tampoco mucho ejemplo dieron los Prieto, Largo Caballero, “Pasionaria” y otros que cuando las cosas estaban ya en pleno desastre salieron zumbando por el aire a disfrutar de sus rapiñas, unos en México, otros en Reino Unido y el resto en la URSS, dejando a los pobres combatientes de a pié con una mano delante y otra detrás, sin preocuparse lo mínimo por ellos. Como decía al principio, recordemos el asunto del famoso barco Vita, a bordo del cual iban numerosas riquezas que, lejos de servir para auxiliar a los exiliados, sirvió para la buena vida de los getas que les dirigían.
¡Pero sigamos recordando!. Los católicos honramos a los mártires de las matanzas de la guerra, próximamente a casi 500, asesinados no por sus ideas políticas, no porque empuñaran las armas, sino por su Fé. Hace bien la Iglesia institucional en no querer inmiscuirse en debates políticos, pero los católicos no debemos olvidar aquellos crímenes, ya que se empeñan que así sea los sucesores de aquellos asesinos, y son sucesores porque ellos mismo se proclaman así, vinculados a la República. ¿Son esos nombres los que quieren quitar de las iglesias u otros edificios?.
Tampoco echemos en el olvido que durante casi 40 años Franco gobernó sin oposición, quienes tenemos años para recordar alguna etapa de los mismos jamás vimos que la “oposición” tuviese capacidad alguna para expulsarle. Ni el maquis, que ahora se quiere mitificar, ¡otra falacia! Y que no fue mas que una banda mal instruida y peor dirigida, cuyos mayores éxitos fue asesinar a ciertos alcaldes de los pequeños pueblos pirenaicos y a algún cuadro bajo del Movimiento y que, derrotados en toda línea, quienes no fueron aniquilados o pudieron volver a Francia se convirtieron en meros bandoleros que intentaron sobrevivir mas que otra cosa. Otros pobres engañados por los Carrillo y compañía que estaban, perfectamente cómodos en Moscú o París.
Nadie se enteró que había un PSOE hasta la Transición y gracias al dinero alemán, nadie sabía de Ezquerra, PNV, hasta la aparición de los asesinos etarras, ni de ninguno otro de los que ahora pululan por las moquetas del poder o sus aledaños. El general Franco murió de viejo y fueron sus herederos quienes trajeron la democracia, nos los herederos de la República que cabían todos en un 600 de la época.
Generosamente el pueblo español, descendientes de ambos bandos, acordaron dejar para los historiadores el período ’31-’75 como ya lo eran los anteriores. El país miró hacia el futuro y las nuevas generaciones escuchaban los relatos como lo que eran, recuerdos de personas cada vez mas mayores y que con la perspectiva que da el tiempo eran los primeros, fuese el bando en que hubiesen estado, en querer cerrar aquellas heridas y así fue durante años. Pero los errores de los distintos gobiernos, de toda ideología, dando cancha a los nacionalistas y la irrupción de Rodríguez y sus manías están dividiendo a España otra vez, está intentando que tomemos partido en una guerra que hace casi 70 años que terminó y lo hace, ¡que chocante!, rodeado de muchos cuyos padres estuvieron en el llamado “bando nacional” o medraron durante el franquismo: Bermejo, De La Vega y otros muchos. Quieren, como decía al principio, cambiar la historia, ganar una guerra a los 70 años. Como dice el viejo refrán español: a moro muerto, gran lanzada. Quieren borrar físicamente los hechos, cambiando los nombres de las calles, quitando los monumentos, etc. y elevando a los de su bando en esos mismo lugares: Pasionaria, Carrillo, Largo Caballero, el Lenin español según sus seguidores, etc.. No es un homenaje a los caídos por sus ideas, sino a los líderes y, esencialmente, a quienes se mancharon bien de sangre, no a los Besteiro, que se quedó en Madrid pese a que el PSOE, tras maniobra de Carrillo, lo había marginado en el ’33, pese a lo cual asumió, con Casado, la responsabilidad de mantener el orden hasta la entrada de las tropas nacionales, no Cipriano Mera el albañil honrado y luchador que se quedó en España y acabó sus días como empezó, de albañil. No, se quiere jalear a los cobardes que tras sus crímenes huyeron a disfrutar del botín robado.Pero ni con esa ley ni con cien leyes conseguirán Rodríguez y sus “new reds” cambiar la historia, ni torcer el camino que los españoles quisimos emprender, reconciliados, allá por el ya lejano ’76. Pese a los errores cometidos, que no han sido pocos, los españoles miramos la guerra con perspectiva histórica y pese al lavado de cerebro a que se quiere someter a la juventud, la resistencia de los ciudadanos a esas maniobras falaces para imponer la mentira, lo impedirán. España es una apuesta de futuro, no una mentira creada para solaz de quienes, llevados por sus complejos y su miseria moral, desean construir una España rancia, tercermundista y cutre. No, España no es de ellos ni lo será nunca, sino de quienes miramos hacia adelante y con nuestro esfuerzo estamos labrando una nación señera en el concierto internacional, el resto es mentira y miseria.

martes, octubre 16, 2007

Ley de Memoria Histórica: la mentira como bandera (I)

La mentira es una de las principales señas de identidad de la izquierda y de los separatistas-terroristas catalanes y vascos. En su momento, el falaz Rubalcaba, aquel que siendo portavoz del señor X dijo que nunca se descubriría lo del GAL porque no había nada que descubrir, es el mismo que tras el todavía no aclarado 11M, dijo que “España se merecía un gobierno que no le mintiese”, supongo que pensando en los gobiernos en que había participado el PSOE desde los años ’30 y preveyendo las del gobierno de Rodríguez.
Esa impronta histórica de la mentira continua es la que ha permitido al PSOE acuñar lemas como el de ser un partido democrático, cosa que nunca ha sido, salvo cuando le interesaba, y sino, recordemos algunos amigos de Pablo Iglesias, aquel grupo de facinerosos a los que acudía para “convencer” a sus enemigos, o el discurso en las Cortes cuando fue elegido diputado, con aquello de que la legalidad la aceptaba siempre que le favoreciese y sino no se aceptaba, ejemplo que ya siguió con la asonada de 1917 y, posteriormente, sus adláteres en 1934. Otra mentira repetida es aquella de “100 años de honradez”, cuando una de las cosas que no ha sido es honrado. Simplemente y a modo de ejemplo, recordemos los latrocinios durante el gobierno de González o los despilfarros de la actual época y, anteriormente, el robo de bienes durante la guerra civil que permitió vivir como pachás a muchos dirigentes socialistas mientras los ingenuos que creyeron en ellos se pudrían en campos de concentración franceses en yermas playas del sur de Francia.
Estos recuerdos de aquellos años vienen al pelo para hablar de la última decisión totalitaria y mentirosa del PSOE , llamada Ley de Memoria Histórica. Ya el nombre demuestra el analfabetismo de sus impulsores, pues la Historia tiene hechos, no memoria, la memoria la tienen las personas, pero, claro, a los “logseros” ¡que vamos a pedirles!. Dicha norma es un intento de reescribir la historia, de intentar cambiar el signo de la guerra civil del ’36 y de tratar de tapar los asesinatos, robos y destrozos de quienes seguían las directrices de los rojoseparatistas ( lo de rojos lo siguen reivindicando actualmente y con orgullo, aunque en inglés y como “modernos”: new reds, ¡pues vale!).
El problema es que la Historia está ahí y lo que dice es que llegaron ilegalmente al poder, mediante un verdadero golpe de estado en 1931, al convertir unas elecciones municipales, que perdieron, en un plebiscito sobre la monarquía, monarquía que cayó por su propia cobardía y la de quienes debían ser sus defensores, pues no olvidemos que la mayoría de los dirigentes, junto a los socialistas y separatistas, del golpe eran monárquicos o antiguos monárquicos, muchos resentidos por que el rey no les había dado el puesto al que, con sus egos monstruosos, creían tener derecho. Se ha dicho por quienes defienden aquella ilegalidad que en las grandes ciudades ganaron las candidaturas republicanas, lo que de ser cierto seguiría sin justificarlo, pero es que, además, sobre todo los socialistas cometieron las irregularidades que achacaban a los monárquicos y así en Madrid votaron miles de muertos gracias a las habilidades, por ejemplo, del ínclito Saborit. También dice la Historia que en 1933 ganó la derecha en la que todos han coincidido en que fueron las elecciones más limpias de aquellos años y donde, ¡feministas!, votaron por primera vez las mujeres pese a la oposición mayoritaria de la izquierda, victoria que no fue aceptado por los “demócratas” del PSOE y los que ya eran sus aliados de ERC y comunistas. Aquella no aceptación les llevó a la intentona de octubre de 1934, golpe de estado cruento dado por aquellos “demócratas” que se declaraban bolcheviques (simplemente con acudir a las hemerotecas se pueden leer las declaraciones de elementos como Prieto, Largo Caballero, etc.) y cuyo objetivo era la dictadura del proletariado, mientras sus aliados catalanes proclamaban el Estat Catalá. Es verdad que mientras en Asturias los comunistas, socialistas y anarquistas resistieron algún tiempo, tiempo que dedicaron al asesinato de sacerdotes, seminaristas y otras personas solo por el hecho de ser católicos y ninguna otra razón, la asonada en Cataluña terminó en la cobarde y ridícula huida de sus dirigentes.
Historia es que fuerzas del gobierno frente-populista asesinaron a Calvo Sotelo al que el propio jefe del gobierno había amenazado en el hemiciclo, hecho insólito en cualquier democracia. Y también es Historia que las fuerzas frentepopulistas se dedicaron a una orgía de sangre en la guerra civil, pero no solo contra sus enemigos, sino contra cantidad de simples ciudadanos por el simple hecho de ser católicos, adolescentes incluidos. Y cierto es que el actual miembro del PSOE, Santiago Carrillo, muy loado por Rodríguez quién, cual Herodes a Salomé, le ofreció la destrucción de la estatua ecuestre de Franco, fue el responsable directo, entre otros crímenes, de los de Paracuellos, pese a lo cual campa por sus respetos en la España actual donde coadyuva a su destrucción. Y también son hechos que durante la guerra civil mitos como el del “no pasarán” no se debió a la heroicidad de las fuerzas republicanas, en franca desbandada desde el inicio, sino a la irrupción de las fuerzas stalinistas llamadas Brigadas Internacionales, mezcla de idealistas, parados sin otra salida, lumpen y asesinos comunistas, como su jefe André Marty al que sus propios hombres le denominaban “ carnicero de Albacete”, con lo que sobran comentarios y al agotamiento de las fuerzas nacionales tras una verdadera cabalgada de 600 kilómetros. Y no es mito que la NKVD, la policía secreta soviética campó en la España republicana como Pedro por su casa, liquidando a sus enemigos, acusándoles de trotskistas o de lo que fuese, con el beneplácito o silencio cómplice de los Prieto, Largo Caballero, Azaña , etc.. Y no es mito que los separatistas catalanes en ningún momento defendieron otros objetivos salvo los de su independencia, aunque su cobardía les hizo ser desbordados por los anarquistas que controlaron la región hasta los sucesos de mayo de 1937.Verdad histórica es que los nacionalistas vascos, tampoco muy valientes, fueron incapaces de defender su mítica Euzkadi y que en cuanto sus “hermanos” carlistas y otras fuerzas nacionales les empezaron a dar intentaron ponerse bajo la bandera de cualquiera: primero convertirse en colonia británica, luego querían que les protegiese el Vaticano y, por último, rindiéndose ignominiosamente a los italianos tras el famoso Pacto de Santoña. Esos son los “heroicos” gudaris antecesores de los no menos “heroicos” asesinos etarras…… La Historia seguirá.

jueves, octubre 11, 2007

12 de octubre

Mañana, fiesta de la Virgen del Pilar, es también el día de la Fiesta Nacional. Confieso que no me siento especialmente atraído porque la fecha del descubrimiento de América se haya convertido en la fiesta de España. Reconociendo la gran gesta de los españoles y los muchos héroes que de allí surgieron tanto en el ámbito puramente militar, Hernán Cortés, Pizarro hasta el religioso, tantos misioneros que cristianizaron y civilizaron a lo que no eran, pese a la propaganda indigenista y progre, mas que pueblos salvajes sometidos a la tiranía bestial de algunas minorías, como los Incas, hasta el gran desarrollo de las leyes ,que hoy llamaríamos derechos humanos, del padre Las Casas y otros. Repito que aun reconociendo esa gesta y que debe ser recordada, pese al rechazo cada vez mayor entre los pueblos favorecidos y que no lo consideran así sino humillados, olvidando que quienes les humillan desde la independencia son su dirigentes y quienes les defendías eran las leyes y autoridades españolas, creo que España como tal tiene otras fechas mas importantes para su historia. Personalmente considero que hay dos fundamentales: el 2 de enero de 1492 cuando con la reconquista de Granada se puso fin a mas de siete siglos de dominación musulmana o el 2 de mayo de 1808 cuando el pueblo español, pese a la cobardía y entreguismo de su casta dirigente, se levantó contra la ocupación napoleónica brindando una de las gestas mas grandes de la historia protagonizada por un pueblo, si por un pueblo, el español. Creo que cualquiera de las dos reúne más méritos para ser nuestra fiesta nacional. Prueba de que para la mayoría de la gente el 12 de octubre es mas “el Pilar” que otra cosa es que nunca ha tenido arraigo entre nosotros como tal fiesta nacional y mas bien, como se decía antaño como Día de la Hispanidad, descafeinada también desde las lamentables celebraciones del quinto centenario donde el gobierno socialista de entonces dedicó mas tiempo a pedir perdón por la gloriosa gesta que a reivindicar con orgullo aquellos hechos. Tampoco las “hermanas” naciones americanas alabaron el hecho y, en plena eclosión del gorila rojo y los indigenistas, se atacaron los símbolos del descubrimiento y sus personajes en numerosas capitales de aquellas naciones. Por tanto, no parece que se trate de una medida muy acertada.
Pero dicho lo anterior, este año ha cambiado todo y ello por causa de los ataques a la unidad de España protagonizados, sobre todo desde la llegada de Rodríguez al poder y su alianza con ellos, por los partidos separatistas y agrupaciones que giran en la órbita de esos partidos, muchos vinculados de una u otra manera al terrorismo, ya fuese al de Terra Lliure o al etarra. Los ataques a los símbolos, la no exhibición de la bandera española y, últimamente, los ataques a la monarquía, forman parte de esa campaña para la destrucción de España, campaña a la que no es ajeno el PSOE con su actitud ambigua y confusa ante los hechos, cuando no militante en esa campaña apoyando mociones republicanas y antimonárquicas y participando en gobierno con separatistas y neoterroristas.
El PSOE nunca ha creído mucho en España y ya que estamos con la tontuna de la memoria histórica, recordemos los escritos y discursos de los Largo Caballero, Prieto y otros allá por los años ’30, cuando en su período bolchevique todo su objetivo era adherirse a las tesis soviéticas y cuando durante la Guerra Civil sus vivas no eran a España sino a la URSS, a la Tercera Internacional, etc. Todos conocemos la famosa foto de la Puerta de Alcalá con los próceres marxistas y ninguno español. Pero no hay que ir tan lejos, recordemos que en los ’70 el PSOE apoyaba las campañas del PNV a favor de la autodeterminación, recordemos a líderes socialistas de la época desfilando con la muchachada separatista en las manifestaciones del momento. Pero, quedémonos con las fechas actuales, muchos ayuntamientos gobernados por el PSOE no acatan la ley de banderas, como San Sebastián gobernada por el socialista Odón Elorza, fiel amigo de los neoterroristas y así muchos más. Hay que hacer frente a esta ofensiva terrorista separatista y, entre otras acciones, hay que reivindicar el orgullo de ser español y la defensa de sus símbolos, que no es como dice el PSOE. Efectivamente son de todos los españoles, pero por ello debemos reivindicarlos y exhibirlos, no guardarlos en un lugar recóndito. Por eso, mañana día 12 de octubre, Fiesta Nacional, hay que exhibir nuestros símbolos, esos de los que nos sentimos orgullosos, los que nos representan a todos los españoles y que nos hablan de una historia rica y gloriosa, de un país señero, orgulloso de sus valores cristianos, amante de la libertad y la democracia, valiente y emprendedor, firme frente a sus enemigos y generoso con sus amigos, creador, con su sangre y su fe, de pueblos, poseedor de una cultura y una lengua extendida por todo el orbe y aspirante a desarrollar un papel esencial en el futuro de la comunidad internacional. Por eso, por que nos sentimos orgullosos de ser españoles, mañana debemos enarbolar los símbolos patrios como expresión del compromiso con la España de nuestra historia y del futuro.

martes, octubre 09, 2007

La verdadera cara del Che

Se celebran con grandes loas el aniversario de la muerte de Ernesto Guevara mas conocido por “Che”. Durante años, este personaje, por mor de una propaganda muy bien orquestada por el marxismo y asumida como propia por tanto compañero de viaje, tonto útil, de la progresía americana y europea, se nos ha presentado como el último romántico, como el héroe que luchaba contra la tiranía y al que Cuba se le quedó pequeña y se lanzó al amplio mundo oprimido por el imperialismo para luchar, desde África a Latinoamérica, por un mundo mejor. El problema es que esa imagen es más falsa que le beso de Judas, pues el tal Che no era otra cosa que un médico enfermo, con un asma salvaje, desconocedor de las realidades internacionales y asesino en potencia y acto. En su paso por Cuba, Congo o Bolivia solo dejó un rastro de sangre y, salvo en el caso de Cuba y no tanto por él, de fracaso para sus ideas, fracaso que, en justicia, acabó pagando con su vida en un valle perdido de Bolivia.
La revista francesa L´Express publica un interesante reportaje sobre sus crímenes en Cuba, reconociéndosele responsable directo de, por lo menos, 216 asesinatos, no solo durante la lucha contra Batista, donde no dudó en aniquilar y no en combate, a los enemigos sino a simples campesinos por el solo hecho de no apoyar la revolución. Pero su etapa de máxima crueldad fue durante el tiempo que ocupó la jefatura del presidio de La Cabaña, poco más de 10 meses, donde liquidó a 164 personas, algunas por su propia mano. Se regodeaba de esos crímenes, la mayoría contra inocentes, viendo, desde lo alto de un muro, como los fusilaban.
No hay registro de sus atrocidades en el Congo aunque si testimonios de algunos de sus compañeros, sabiéndose, incluso en sus diarios se recoge, de su desprecio hacia los negros que formaban las hordas de crueles pero patéticos simbas, a los que no dudaba en enviar en cargas absurdas para morir frente a las ametralladoras de los mercenarios blancos del gobierno. Compañero de Kabila padre, su fracaso fue espectacular, derrotado por las tropas de Tshombe, salió zumbando para no ser detenido y fusilado dejando detrás, muertos, a diversos cubanos que le acompañaron y abandonando a su suerte a los “camaradas” lumumbistas.
Su última y ridícula “hazaña” fue en Bolivia, donde su desconocimiento de las realidades sociales de América del Sur le hacían creer que podría convertir a los Andes en otra Sierra Maestra, craso error del que no solo no le sacó su “amigo” Fidel, sino que, encantado de quitarse de encima al turbulento e inestable personaje, le animó a la campaña y el pobre Che picó el anzuelo, para encontrase que su nueva Sierra Maestra ni existía y que los campesinos bolivianos le daban la espalda, ya que no entendían lo que aquel pájaro les quería inculcar, ni les importaba un rábano, no dudando en delatarlo a las tropas del gobierno. Como bien cuenta el general Gary Prado, entonces jefe del operativo para su captura, el personaje que detuvieron era un hombre enfermo, cubierto de harapos y confuso ante el fracaso de lo que el creía el gran proyecto de “liberación” de Sudamérica. Así acabó, en un valle perdido de un país perdido, enfermo, traicionado por los suyos e incapaz de comprender porque había fracasado, la no muy alegre vida del que los medios de comunicación y después el marketing han querido convertir en icono de un nuevo mundo. El gran error del gobierno boliviano fue ejecutarlo y así convertir en un mito de la progresía a quién no era más que un lamentable exponente del marxismo cruel y totalitario. En cualquier caso, que descanse en paz, junto a sus innumerables victimas, en ese otro mundo donde no existe el crimen ni el odio, del que el era exponente principal.

domingo, octubre 07, 2007

¿Porqué no recordamos Lepanto?

Hoy, día 7 de octubre es el aniversario de la “más alta ocasión que vieron los siglos” según Cervantes: la batalla de Lepanto. Es verdad que desde 1571 han pasado muchos siglos, pero aquel hecho histórico merecía, por lo menos, aparecer en las efemérides de los medios de comunicación. Si nos recuerdan el 70 aniversario de la evacuación de niños españoles a la URSS o el décimo aniversario del Teatro Real de Madrid, e incluso algunos la ocupación japonesa de las Aleutianas en 1942, uno de los hechos mas importantes de nuestra historia y de la cristiandad no debería olvidarse. Si ello ocurre es de suponer que será por aquello de no ofender a los musulmanes en aras de la Alianza de Civilizaciones o, simplemente, porque esos hechos, donde la iglesia y la religión tuvieron un papel esencial, mejor no divulgarlos en época de laicismo radical.
No voy a comentar la batalla que es más que conocida, por lo menos por quienes no hemos sufrido la LOGSE y otras similares, quisiera centrarme en algunos aspectos que son perfectamente equiparables a nuestra época. En aquellos años y, sobre todo, desde la caída de Constantinopla en 1453, el Islam a través del Imperio otomano, se lanzó a la conquista de Europa. Ya en 1529 nuestro Carlos V debió frenar la ofensiva a las puertas de Viena y Felipe II heredó el enfrentamiento, enfrentamiento ideológico-religioso, pero donde ciertas potencias europeas ( Francia, Venecia ) no dudaban en pactar con aquel enemigo que ya subyugaba Europa oriental y seguía avanzando. A mediados del siglo XVI la confrontación se había trasladado al Mediterráneo y así, los intentos de nuestros monarcas por mantener el control del Mediterráneo occidental y evitar los ataques piratas, llevaron a campañas en Túnez, Trípoli, defensa de Malta, etc. Cuando Selim II ataca Chipre, posesión veneciana, el temor a la expansión musulmana y el deseo de Pío V de una nueva cruzada le llevan a tratar de conseguir una alianza de potencias cristianas. Pero solo el papado, España y Venecia, ésta por intereses económicos, llevaron a cabo la campaña que culminó con el triunfo en Lepanto, victoria que no pudo ser aprovechada porque la alianza se disolvió por el egoísmo veneciano y quedó en poco menos que una victoria testimonial. El verdadero retroceso otomano no se produciría hasta la derrota en el segundo ataque a Viena en 1683.
Los enfrentamientos de la época lepantina tienen ciertas similitudes con la nuestra. El enemigo es el mismo: el Islam, mas allá de los matices de los políticamente correctos que quieren distinguir entre islamismo e Islam, la realidad es que el Islam es una religión que se impone como modelo sociopolítico y sea en el siglo XVI, sea en el XXI, su objetivo es “convertir” a los infieles y, sino, dominarlos. El discurso es muy similar entre los conquistadores de aquellos tiempos y el de los líderes islámicos de hoy día y no solo de Bin Laden.
También hoy, como entonces, los intereses económicos hacen que países occidentales, entonces Venecia, Francia o Inglaterra, no dudaran en pactar con el enemigo. Hoy día se repite la historia: Francia y sus intereses en el Irak de Saddam y el Irán de Admadineyah, el Reino Unido, refugio de terroristas, no en vano Londres es conocido como Londonistán pese a los últimos atentados, no dudan en seguir negociando con países terroristas. La desunión producida tras Lepanto, llevó a tener que seguir luchando contra el Imperio otomano hasta la Primera Guerra Mundial y permitiendo que amplias zonas de Europa central y los Balcanes estuviesen ocupados por los musulmanes hasta dicha guerra y que, sobre todo en el sureste europeo, una parte importante de la población se islamizara.
La nueva desunión de occidente por la guerra de Irak y la desbandada que empieza a vislumbrase en el caso de Afganistán, así como la debilidad ante Irán pueden llevarnos a tener que defendernos otra vez a las puertas de Viena. No deberíamos olvidar las lecciones de la historia y frenar al Islam en sus propios territorios, que occidente no va a ocupar, antes de que los defensores de ese califato mundial, con España en su seno, como han recogido en la reciente reunión de Yakarta, nos obliguen a luchar con ellos en nuestras calles. Los defensores del buenismo y la Alianza de Civilizaciones deberían recordar que con el Islam no hay posibles alianza, sino firmeza para demostrarle que no estamos dispuestos a ceder en la defensa de los valores que han hecho grande y libre al hombre, única forma de evitar la expansión del totalitarismo musulmán.

















viernes, octubre 05, 2007

¡Ay, lo que hay que hacer para intentar ganar!

Asistimos sorprendidos y, por lo menos en mi caso, con regocijo a la transformación sufrida por Rodríguez y sus mamporreros en los últimos tiempos. Cual Saulo en el camino de Damasco, el Presidente por accidente se ha transformado y con el, ¡faltaría mas!, la muchachada “new red” pasando de la nación “concepto cuestionable” y a no mencionar nunca a España, como mucho el estado o el país, a decir por cualquier gilipollez, generalmente vinculada con prohibición o coste, la apostilla gobierno de España. Una gente que, memoria histórica, se paseaba en los ’70 pidiendo la autodeterminación del País Vasco, que, prácticamente, ni celebraron el 500 aniversario del Descubrimiento de América, recordemos los ataques por parte de la izquierda a dicho evento y al gobierno del señor X “celebrándolo” pidiendo excusas a todo el mundo, que no celebran la reconquista de Granada, que quitan del escudo de Aragón la cabeza del moro “por no ofender”, etc., etc., de pronto se envuelven en la palabra España y, parece ser, nos van a montar un fasto el próximo 12 de octubre. ¡Si a lo mejor vemos a Rodríguez o a Pepiño con una bandera española en la solapa!, sería fantástico. Ya decía aquel que el patriotismo era el último refugio de los sinvergüenzas y, efectivamente, cuando se usa el patriotismo por intereses bastardos quienes lo hacen son unos sinvergüenzas.
Pero la transformación no para en el concepto España, ¡si hasta se están metiendo con los hombres de paz!, ¡ahora los envían a la cárcel!, El ¿juez? Garzón no duda en decir blanco donde dijo negro, si a principios de año no veía razón alguna para encarcelar a los batasunos, ahora lo hace en manada. Y a mi me surge una duda, si las causas son las mismas, ¿cómo puede cambiara el criterio jurídico?, ¿no huele, antes o ahora a prevaricación?.
Pero no dejemos de sorprendernos, ¡están viendo la posibilidad de ilegalizar ANV y el PCTV!, ¿pero no decían, cuando lo pedía el PP y una gran parte de la sociedad, que era ilegal y antidemocrático?, ¿qué ha cambiado?.
Lo que en todos los casos ha cambiado es que estamos en campaña electoral y las encuestas no acaban de darle a la muchachada rodrigueril los resultados que esperan y eso de poder perder el poder y tener que buscarse un curro, pues que no, que no está el “presi”, su cantora esposa, Pepino o Rubalcaba para buscar uno y dejar el coche oficial, la tarjeta VISA o el avión para ir a Londres de compras, que es muy dura la vida fuera de Moncloa cuando se es un poco lerdo y no se tiene oficio ni beneficio.
Pero estos alardes, a los que se ha unido el rockero Bermejo pidiendo ”firmeza” frente Ibarreche, no deben engañarnos, pues como bien dice el Sr. Oreja estamos en el intermedio del partido y si las huestes “reds” ganan las elecciones de marzo, los ahora detenidos volverán a ser “hombres de paz” y volverán las reuniones y los pactos para despedazar España y mantenerse en el poder.Mientras tanto, lógicamente, lo que no cede es la ofensiva anticatólica y antioccidental, a la vez que antiliberal y antidemocrática, como los acuerdos con los asesinos castristas o el desprecio hacia los disidentes de la bella isla a los que, una vez más, se va a ignorar el día 12. Por cierto, ¿habrá alguna mención en algún medio de comunicación el próximo día 7 de octubre al aniversario de Lepanto, o en aras de la Alianza de Dictadores y para no ofender a los musulmanes se olvidará una vez mas?. ¡Quién sabe, habiendo elecciones!....

martes, octubre 02, 2007

¿Hacia una república marxista y separatista?

Durante tres semanas de vacaciones he procurado “desengrasar” de esta actualidad cada vez mas preocupante. La verdad sea dicha, del todo no me ha sido posible y todas las mañanas salía en busca de los periódicos incluso durante mi estancia en la bella Oporto. Esa manía me ha mantenido informado, aunque el relajo de unas muy agradables vacaciones en las Rías Bajas y en el mencionado Portugal te hacen ver las cosas con alguna perspectiva que no tienes cuando te encuentras inmerso en la vorágine de la cotidianeidad.
Muchas noticias de enjundia, tanto nacionales como internacionales, se han producido en estos días, pero me gustaría fijarme en la eclosión republicana que nos azota. Personalmente creo que la mayoría de los españoles somos accidentalistas en cuanto al modelo de régimen, no creo que seamos monárquicos entusiastas ni republicanos enfervorecidos sino que hemos visto que la monarquía parlamentaria ha dado una estabilidad a este país que no le dieron dos repúblicas ni dos dictaduras ni una monarquía intervencionista. Así mismo, la figura del Rey se fue consagrando con su actitud en ciertos momentos graves de nuestra reciente historia, 23F y por su reconocido papel en la Transición. Es verdad que esa aureola se ha ido difuminando en los últimos tiempos a caballo de ciertos escándalos propios y familiares y, a mi entender, porque sus asesores actuales dejan mucho que desear y añoramos la señera figura del general Sabino Fernández Campos cuyo papel al lado del monarca fue impagable. Desgraciadamente, sus sucesores no parecen saber estar a la altura de los momentos que España vive y sus consejos a la egregia figura adolecen de una cierta desorientación y falta de claridad.
Pese a todo, la coalición que forman los antimonárquicos furibundos hace que muchos cerremos filas en torno a la monarquía, porque la alternativa, visto el rebaño furibundo que ataca a la institución y las formas de esos ataques, es para temblar. Separatistas neoterroristas de ERC, terroristas de HB, elementos de esa corporación ladrona y golfa llamada PNV y antisistema forman el núcleo de esos ataques, atizados con escaso disimulo, por los “new reds” del PSOE. Por tanto, la alternativa hoy no es una tercera república liberal y democrática sino neomarxista y disgregadora de España, lo cual entra, claramente, en los planes rodrigueriles, el cual, recordémoslo, cuando accedió a la Secretaría General del PSOE ya habló de un cambio de régimen.
Cree el siniestro personaje que podrá controlar el caos y pactando con los mas radicales, hacerse con el poder en el País Vasco como ya lo ejerce en Cataluña y que controlando esas dos regiones, aunque sea confederalmente, se perpetuará en el poder central “sine die”, sobre todo cuando la oposición es un PP un tanto confuso que lo mismo apoya un estatuto andaluz calcado del catalán que se convierte en gran defensor de los símbolos de la Patria o que se basa en caciques regionales de sospechoso tufillo neonacionalista como en Galicia, llevando la confusión a los españoles que creemos en eso, en España, en su Unidad, en la Libertad y en la Democracia.Por ello, toca agruparse en torno a la Corona, como símbolo de esos principios antes enunciados, se sea o no monárquico, pues cuando las Cortes Generales, el Gobierno, la Judicatura, el Tribunal Constitucional y hasta la Fuerzas Armadas están en crisis, parece que solo la Corona puede mantenerse como símbolo y banderín de enganche de aquellos españoles que queremos seguir siéndolo y defendemos los principios antes enunciados, lo contrario será una tercera república de corte marxista y separatista.

miércoles, septiembre 05, 2007

A los 10 años de la muerte de una santa

Se cumple el décimo aniversario de la muerte de Madre Teresa y coincide con una renovada ofensiva contra la misma. Aprovechando la salida de un libro en el que se recoge un epistolario entre ella y sus directores espirituales, se aprovecha para exponer las dudas de fe que tuvo, como forma de atacar al catolicismo e intentar reconducir la santidad, así la reconocemos muchos aunque aun no sea oficial, hacia una generosidad puramente humana.
A quienes somos católicos, las dudas de Madre Teresa no nos sorprenden, son las mismas o parecidas a las que tenemos los creyentes, dudas que proviene de quienes profesamos una religión que hace de tu libre albedrío uno de sus pilares. A diferencia de otras creencias o pseudocreencias, ahora tan en boga sobre todo desde que famosos esencialmente vinculados a la farándula se apuntan a esas modas, el catolicismo hace hincapié en la libertad del hombre y esa libertad nos lleva a hacernos preguntas, a preguntar a Dios, pues con El mantenemos un diálogo continuo, a cuestionarnos el bien y el mal. No siempre es fácil para el sencillo católico enfrentarse a los grandes interrogantes y a los problemas de la vida, pero con nuestra fe avanzamos en el camino de perfección que nos debe llevar a Dios.
Por tanto todos los católicos, santos y simples fieles, hemos tenido dudas y, probablemente, volveremos a tenerlas, por ello que Madre Teresa las sufriese la engrandece mas a nuestra vista, porque demuestra que era una persona de carne y hueso, no una “superwoman” de esas que nos quiere transmitir la cultura “posmoderna” como símbolo de la nueva mujer. No, Madre Teresa, una sencilla y débil mujer nacida en Skopje allá por 1910, no era una superheroina, era una sierva de Dios que se dio a los más pobres llevada por esa fe que le permitía sobrellevar la dureza del ambiente y los dramas que veía y vivía. ¿Cómo no iba a tener dudas en medio de esa Calcuta verdadero “corazón de las tinieblas”?, pero con su maravillosa fe, con esa alegría que nunca la abandonó, siguió ayudando a los mas miserables con un amor y entrega extraordinarias, no desde un humanismo ralo, sino desde esa fe católica que toda la vida la acompañó, con y sin dudas, con esa fe que permitió a su cuerpo enjuto bregar de sol a sol con las miserias de los mas desvalidos, con esa energía y vitalidad que Nuestro Señor le daba y que nos hizo quererla y admirarla.
Quienes, por intereses bastardos, intentan atacar su fe no conocen al personaje, no son capaces de comprender su magnífica labor, su ejemplo y la estela que ha dejado en millones de corazones, así como el ejemplo que dio a sus hermanas, lo que les permite continuar firmemente su obra. Roguemos a Madre Teresa que interceda por nosotros ante el Altísimo para que seamos capaces de tener solo una infinitésima parte de la fe que ella tuvo y del amor a los mas pobres que ella derrocho y, también, que interceda por quienes intentan disminuir su imagen católica en aras de intereses inconfesables, para que la luz se haga y vean que el magnífico personaje que es Teresa de Calcuta no se concibe sin su fe y su amor a Dios.

viernes, agosto 31, 2007

¿Donde está nuestro Reagan, donde está nuestra Thatcher?

En un momento en que las políticas de izquierda en España atraviesan una situación de pura desorientación y dislate, con un PSOE a cuyo frente se haya un grupo ideológicamente radical e intelectualmente pobre, cuyos únicos objetivos son cambiar la historia y, sobre todo, mantenerse en el poder, parece llegado el momento de que la derecha inicie la revolución liberalconservadora como ya sucedió en EEUU y en el Reino Unido y podría estar iniciándose en Francia.
Frente a la falta de ideas de la izquierda y no solo la española, que desde la caída del muro, símbolo del fracaso del comunismo o socialismo real y los fracasos e las socialdemocracias tanto en sus aspectos sociales como económicos o de valores, parece claro que la derecha, que parece haberse mantenido a la defensiva desde la Transición por su incapacidad intelectual y dialéctica de confrontar ideas y acomplejada por la acusación de ser la heredera del franquismo, esa derecha que se ha limitado a gestionar la economía y salvarla de los dislates socialistas, sigue, sin embargo, sin presentar la batalla de las ideas, sin presentar ante la sociedad un modelo que sea capaz de ilusionar a nuestros conciudadanos y que establezca, como en los países anglosajones, el centro del debate en la libertad individual, los derechos cívicos, la meritocracia y la defensa de los valores que han hecho grande a occidente.
Los dirigentes políticos de la derecha son tan cobardes que ni siquiera se identifican así, mas bien lo hacen con esa remoquete que nadie parece saber muy bien lo que significa, pero que se ha conseguido poner como ejemplo de moderación: el centrismo. Parece ser que si no se es “centrista” no se debe ni puede gobernar desde la derecha. Se trata de otra trampa tendida por la izquierda, siempre hábil en el uso de los conceptos y las palabras aunque estén vacíos de contenido, para arrinconar a esa derecha que intenta desprenderse de la acusación de franquista, acusación falsa pues no es el PP heredero del Movimiento y aunque así lo fuese, ¿deslegitima a un partido democrático?, no debemos olvidar que la democracia la trajeron los franquistas, que fueron ello los que desmontaron al antiguo régimen, sin que la supuesta oposición, mas bien escasa y poco activa salvo los grupos terrorista como el FRAP, tuviesen ninguna participación hasta que Adolfo Suárez, Torcuato Fernández Miranda y otros les dieron cancha en la transición.
Pero hay más, ¿se debería deslegitimar al PSOE por ser heredero de aquel de la República, golpista en el ’34 y marxista hasta Suresnes, por lo menos y que parece volver a serlo según se reconoce Rodríguez o sus jóvenes “new reds”?.¿Acaso la izquierda está ungida de una legitimidad y es la única que da licencias de demócratas?. ¿Pueden ser los amigos de Castro o el gorila rojo y antaño de los Honecker y compañía, paradigmas de la defensa de la libertad?.¿Pueden, quienes pactan con los asesinos de ETA o quieren imponer la dictadura de su moral a las nuevas generaciones, ser ejemplo de respeto de los derechos cívicos?. Entonces, ¿porqué ese miedo, esas vacilaciones de los dirigentes de la derecha?. Si no son capaces de reaccionar y ponerse al frente de esa parte de la sociedad que ya empieza a reaccionar, que harta de la dictadura política, social, económica, intelectual y hasta estética de la izquierda, aburrida de su miseria moral y cultural, ha decidido plantarle cara y salir en defensa de los valores que han hecho y seguirán haciendo grande a nuestra civilización, digo, que si no son capaces de articular su política adecuándola a esas nuevas aspiraciones, si no son capaces de encauzarlas políticamente, serán arrollados por la sociedad y sustituidos por quienes sin complejos, orgullosos de su ideario lo defenderán con firmeza y convicción. Deberán ser los Reagan y las Thatcher españoles.

miércoles, agosto 29, 2007

Corea: la cobardía no da réditos

El acuerdo al que ha llegado el Gobierno de Corea del Sur con los terroristas talibanes para que a cambio de la liberación de los 19 secuestrados, nada se dice de los 3 cadáveres de los asesinados por los terroristas, el gobierno coreano se compromete a retirar sus tropas de Afganistán e impedir que misioneros cristianos actúen en Afganistán y Pakistán, demuestra la cobardía que barre el llamado mundo libre. No solo se cede al chantaje de unos asesinos, sino que se coarta la libertad de la actividad religiosa en países musulmanes y, a la vez, se renuncia a defender al gobierno legítimo de Afganistán, reconocido y apoyado por todas las instancias internacionales.
Miserable ejemplo de un país que debería estar a la cabeza de la defensa de la libertad de los demás, porque si existe y hoy día es una democracia consolidada y una economía de primer orden es porque en los ’50 numerosos paises salieron en su defensa y dejaron la sangre de sus soldados en la península: desde EEUU al Reino Unido pasando por Francia, Bélgica, Países ajos, Colombia, Turquía o Etiopía, fueron al lejano país de las mañanas sonrientes a defenderle de la brutal agresión de sus “hermanos” comunistas y asesinos del norte. Miles dejaron su vida en aquellos campos y colinas, en batallas feroces, pero, al final, se consiguió mantener la independencia y libertad de Corea del Sur que siguió siendo protegida por fuerzas internacionales bajo la bandera de Naciones Unidas. Bajo ese paraguas y con la ayuda de muchos paises, esencialmente EEUU y Japón, consiguió recuperarse de la destrucción bélica y alcanzar el actual status de dragón asiático.
Pero, ¿qué hubieses sucedido si los países aliados hubiesen actuado como lo hacen los coreanos con Afganistán?, pues lo mismo que ha ocurrido con tantos otros: estarían bajo la brutal férula de Kim y su régimen marxista y genocida. ¿Es eso lo que quieren para los afganos?. Igualmente, un país que ha luchado por su democracia desde los años ‘60 no duda en ceder a unos asesinos totalitarios y, además, imponer su poder como estado prohibiendo a que las organizaciones cristianas realicen su encomiable labor en Afganistán y Pakistán, naciones que bien necesitan de esa ayuda y ese ejemplo. Pero el gobierno coreano se elige en rector de las conciencias y, por razones políticas, les impone su decisión de una manera altamente totalitaria. Por cierto, ¿prohibirá el proselitismo musulmán en Corea?.
Si el pusilánime presidente Roh y su cobarde gobierno, cobardía que ya ha demostrado con creces frente a Corea del Norte, creen que resuelven un problema, van listos, pues ya todos los grupos terroristas del mundo saben que Corea cede y a partir de ahora, ¡que se preparen!, mas les vale a los coreanos no salir de su país e incluso allí no están seguros, pues les van a dar de todos los lados. Por cierto que experiencia ya deberían tener, porque ¿cuántas veces le ha chantajeado el régimen comunista?, ¿cuánto dinero y otras prebendas le ha costado los secuestros de surcoreanos?, ¿de que les sirvió su miedo ante el ataque a su avión comercial por parte de terroristas norcoreanos?.El Sr. Roh y todos los dirigentes del mundo deben saber que la cobardía no da réditos y solo anima a los desalmados y asesinos y sino veamos lo que pasa actualmente en España con ETA y sus chalaneos con el gobierno de Rodríguez.

martes, agosto 28, 2007

Maniobra Gallardón

Cada día parece mas claro que el Sr. Gallardón es el “tonto útil” del PSOE y de todos aquellos que quieren una crisis en el PP para poder “refundarlo” según sus parámetros. Entre los interesados no solo está los socialistas, sino bastantes poderes fácticos que consideran todavía demasiado “aznarizado” al partido y, por tanto, rebelde a sus intereses. Los “Fefe”, Isidoro Alvarez, Hidalgo, etc. tienen una serie de intereses en común que pasan porque los dos grandes partidos españoles sean, prácticamente, lo mismo solo con los matices lógicos para que la gente pueda optar a votar por uno u otro.
Un PP con un fuerte “corpus” ideológico, con ideas claras en lo político, social, económico y, sobre todo, en los valores a defender, no interesan al “establishment” porque podría ponerlos en dificultades. Huyen como de la peste de una posible revolución conservadora que genere un importante debate de ideas y aleje a la ciudadanía de esa estupidez bautizada como “centro” y que nadie sabe muy bien de que se trata, salvo que los políticos la utilizan para no tener que comprometerse ideológicamente por lo que ello conlleva de confrontación intelectual y nuestros políticos y dirigentes en general hace mucho que se establecieron en la comodidad de la simple bajada o subida un punto del IRPF o de tres cuartillos del Euribor, terreno en el que se mueven como pez en el agua, mas que nada porque ya se lo da hecho Bruselas, pero debatir sobre los grandes temas, sobre los valores, les da pánico y ni siquiera son capaces de discernir lo que defienden.
Una cosa buena del Presidente Rodríguez es que con sus acciones en defensa de los “rojos”, su feminismo supuesto o la revisión de la historia ha obligado a la sociedad, por lo menos a una parte de ella, ha empezar a pensar por su cuenta, cosa que en España no se hacía desde la transición. El debate sobre el matrimonio homosexual, la asignatura de EpC, las relaciones con la Iglesia o la Alianza de Civilizaciones, ha obligado a la parte mas consciente y combativa de la derecha a salir a la palestra y entrar en el debate cultural e intelectual, hasta ahora patrimonio de esa izquierda ya un tanto pasada de moda y con las arrugas generadas por el paso del tiempo.
Es verdad que se está en el inicio de esa confrontación, pero los poderes fácticos ven peligroso que los resultados del debate y las ideas que de ello salgan se articule en un programa político nítido que rompa con el confusionismo actual y de paso a una derecha bien asentada en sus valores, con ideas nuevas, que ya están surgiendo y sin ese miedo de la vieja derecha a ser tildada con ese nombre. Si ello se organizase en un movimiento político, podría dar un cambio a la situación de adocenamiento actual y eso no lo puede admitir el mencionado establishment.
Para frenar ese embrionario desarrollo, hay que bloquear el ascenso al frente del PP de alguna figura en consonancia con esas nuevas tendencias y poner al frente a una persona sin ideario y con ambición. Ese personaje no puede ser otro que el Sr. Gallardón, político con peso específico y una razonable buena gestión al frente de la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, inteligente, bien formado y con credenciales centristas, otorgadas por los gurús, es decir el Grupo PRISA y el poder fáctico interesado en la maniobra. El Sr. Gallardón es un “moderado”, es decir un cobarde, incapaz de defender ningún principio que no sean sus aspiraciones políticas, entre otras cosas porque no se le conoce ningún ideario mas allá de la pura gestión. Ese personaje al frente del PP, laminaría el ascenso de esa nueva derecha y no tendría inconveniente en turnarse con el PSOE, también adocenado por Rodríguez y sus secuaces.Creo que quienes pensamos que la regeneración liberal-conservadora pasa por la confrontación cultural e ideológica con la izquierda, por la defensa de los valores que han hecho y hacen al hombre libre e igual y trascendente, no debemos permitir el ascenso al poder de elementos como el alcalde de Madrid, pues ello no solo sería el fin de una derecha moderna sino el alienamiento definitivo de España.

martes, agosto 21, 2007

Praga, 20 de agosto 1968

Ayer se cumplía el 39 aniversario de la invasión por la URSS y sus satélites de Checoslovaquia y, salvo error u omisión, ningún medio español, por lo menos los de tirada nacional lo han recordado salvo en las efemérides. Por supuesto, tampoco las radios o televisiones. Parece como si sobre todo lo que tuviese que ver con el comunismo, sus fracasos y sus crímenes se corriese un tupido velo. Frente a los fastos con que cada año se celebra la derrota del nazismo en los diversos paises europeos, tomando aquella fecha del 9 de mayo de 1945 como el principio de una nueva era, lo cual fue cierto para aquellos paises liberados por los aliados occidentales pero mas dudoso para quienes fueron ocupados, que no liberados, por las tropas soviéticas, paises que vieron como pasaban de una tiranía a otra no menos brutal. Pues bien, frente a esas celebraciones, se pone sordina a las revueltas de junio del 53 en Alemania Oriental, Polonia y Hungría en el 56, Checoslovaquia en el 68, etc. y, curioso, que sea así cuando en todos esos casos fue el pueblo, el verdadero pueblo, quién se levantó en defensa de las libertades mas elementales, aquellas que defendía la carta de las Naciones Unidas firmada por todos los aliados de la S.G.M. e ignorada desde el principio por Stalin, con la aquiescencia mas o menos pasiva de los Rooselvet, Churchill, De Gaulle y otros.
Las llamadas “democracias populares”, que ni eran democracias y menos populares, tuvieron bastante buen predicamento entre la izquierda europea, española incluida, que pensaban que era el edén socialista. De poco sirvió que desde el principio, la brutalidad de las hordas soviéticas y sus adláteres de esas naciones pusieran en la picota la legitimidad de aquellos regímenes. Como el propio Kruschev reconoce en sus memorias, refiriéndose a Polonia, en las primeras elecciones se dio lo que el con ironía llama “el milagro de las urnas”, ya que “ los votantes metían en la misma la papeleta con el nombre de Mikoljczyk (que era el candidato demócrata) y en el recuento salía el de Bieurat (el candidato comunista) en las papeletas” y así sucesivamente, cuando no era amañando elecciones eran con golpes asesinos como el de la propia Praga en 1948, que culminó con el “suicidio” del Ministro de Asuntos Exteriores.
Pero pronto, como había ocurrido en los ’30 en la Rusia soviética, también empezaron las purgas contra los propios comunistas nacionales, acusados, ¡como no!, de desviacionismo, nacionalismo, antisocialismo, etc y así los casos de Rajk, seguida de la de Slansky inauguraron la época de las purgas en los paises satélites, tan bien recogidas en el “del cero al infinito” por Koestler y dirigidas, como mas tarde en la Hungría de 1956, por aquel gran asesino y genocida, tan poco conocido por el gran público como era Ivan Serov, ya famoso por las brutales deportaciones de los pueblos caucásicos en los ’40. Se conoce bien a Himmler, Heydrich y otros asesinos nazis, pero poco se sabe de ese energúmeno que dirigió en persona la mayoría de las represiones de los ’40 y ’50.
Pese al terror, los pueblos oprimidos se levantaron y lucharon, eso si, ante la pasividad de occidente que no quería romper el “statu quo” de Yalta y Postdam. Así los heroico lituanos de los “hermanos del bosque”, los polacos del WIN o los ucranianos de la UPA fueron masacrados pese a su resistencia, resistencia que en muchos casos duró hasta bien entrados los ’50. Pero si los anticomunistas fueron derrotados, los siguientes en levantarse contra la tiranía comunista fueron históricos líderes de esa ideología, como el polaco Gomulka, el húngaro Nagy o el checoeslovaco Dubcek. Todos tenían en común una utopía ingenua: que se podía reformar el comunismo desde dentro, todos pagaron su ilusión, unos como Nagy o el general Maleter con la muerte, otros como Gomulka o Dubcek con la defenestración y el ostracismo político y social. Lo mismo les ocurrió a miles de trabajadores y otros ciudadanos que habían creído que “socialismo es libertad” y pagaron su error con la vida o los campos de concentración.
La llamada primavera de Praga, fue el último intento de los reformistas de mas allá del telón de acero por reformar el comunismo y darle “rostro humano”, pero la brutal invasión de un ejército coaligado del Pacto de Varsovia, salvo Rumanía, y las escenas de la heroica resistencia pasiva de los habitantes del país, fueron el canto del cisne sobre las ”bondades” del socialismo y el inicio de los movimientos anticomunistas ya purgados de posibles resabios antidemocráticos. Sería “Solidaridad” el ejemplo mas claro de ese nuevo enfoque y de las aspiraciones de las nuevas generaciones, pero el ejemplo de los checoslovacos, mas que de sus líderes que al final claudicaron, fue el aldabonazo de la nueva era de libertad que se conseguiría años después y con ello el fin del comunismo, por lo menos en Europa.Por ello, creo de justicia tener este recuerdo para ellos en el aniversario de la invasión soviética y hacerlo extensivo a todos los que dieron su vida o su libertad por el derecho a ser personas libres.

viernes, agosto 17, 2007

Sanz y Uriarte

Las declaraciones de ambos personajes los últimos días, demuestran hasta que punto el envilecimiento, la cobardía y la ambición han sustituido a la ética, el bien común y el servir a España. El Presidente navarro, en vez de enfrentarse a nuevas elecciones, para que sea la soberanía popular la que dilucide lo que quiere para Navarra, ha preferido asegurarse el momio aunque sea en minoría y, sobre todo, pactando con quienes le han querido arrebatar el poder aliados con los terroristas y sus adláteres y si no lo han conseguido ha sido porque Rodríguez temía que dicho pacto le pasara factura en las próximas generales.¿Le merece la pena a Sanz gobernar con las presiones y bloqueos que va a sufrir?, o como ya está lanzando, va a pactar con el PSOE para que le dejen gobernar en paz aunque sea a costa de renunciar a sus principios y a su alianza con el PP gracias a la cual repite por cuarta vez. ¿Cree el dirigente de UPN que si no fuese porque el PP le apoya se comería una rosca?. La indignidad de Sanz recuerda mucho aquello que dijo Churchill respecto al acuerdo de Munich:”por salvar la paz perdisteis el honor y vais a tener guerra y deshonor”, algo así le va a pasar a UPN, pues como los socialistas ganen las próximas generales, le van a dar una patada en salva sea la parte que lo van a poner en la estratosfera. Bien haría el PP en ir pensando en construir el partido en la Comunidad Foral al margen de UPN, pues queda demostrado que no se puede uno fiar ni de nacionalistas ni de regionalistas, pues son partidos cuyo interés es puramente local y patrimonialista, sin ninguna visión ni ideológica ni de patria común, simples estructuras de poder y clientelismo.
Respecto al obispo Uriarte, repugna que un prócer de la iglesia amparándose en su cargo y lo que el mismo representa para los católicos y desde el altar tenga la desvergüenza e impudicia de equiparar al estado de derecho con una banda de asquerosos asesinos, que intente igualar a las victimas con sus verdugos, a los ciudadanos de bien con la escoria etarra. Ya sería abyecto que el Sr. Uriarte lo dijese, pero lo que es inadmisible es que lo haga el obispo Uriarte y en la homilía dominical. Si dicho individuo quiere apoyar a ETA, que abandone su cargo, renuncie a su ministerio y se vaya con sus amigos a tirar cócteles molotov a los autobuses o, a lo mejor, algo peor. Pero Monseñor Uriarte no tiene derecho a exponer esas ideas anticatólicas y, simplemente, incívicas desde el pulpito.Las actuaciones de Sanz y Uriarte, demuestran hasta que punto está llegando el grado de envilecimiento en el País Vasco y Navarra, ante la indiferencia o silencio cobarde del gobierno de España y, hasta cierto punto también, de la oposición. Se sigue tolerando el incumplimiento de la ley, tema banderas, se permiten homenajes a los asesinos o no se reprimen los atentados callejeros. ¿Hasta cuando un país puede soportar la presión de los terroristas y sus aliados?.

miércoles, agosto 08, 2007

Histriónico y patético

El artículo que el Sr. Peces Barba ha escrito en El País en el cual arrea a la Iglesia Católica por su oposición a la EpC es el evidente síntoma de la penosa situación en que el bujarrón se encuentra. Como traidor al catolicismo, se quiere hacer perdonar aquel pasado “ruizgimenista” y, como buen converso al laicismo, es el mas agresivo y violento. Como además tiene que agradecer las sinecuras varias que ha disfrutado y disfruta bajo el socialismo, pues se convierte en el mamporrero del régimen. Esos excesos, un poco forzados a su edad y condición, le obligan a decir ya no solo falsedades, sino verdaderas bobadas.
Acusar a la Iglesia a estas alturas de estar contra la democracia y decirlo quién no ha dudado en apoyar a los terroristas con sus ataques y desplantes a las Victimas, es cuando menos risible. Decir que el deseo secreto de la Iglesia es establecer un régimen teocrático como el de Irán, cuando es su jefe Rodríguez quién defiende la Alianza de Civilizaciones proclamadas por los ayatollahs, es tener poca memoria o mucha cara, o pregonar que la Iglesia defiende la pena de muerte por ese deseo secreto mencionado, es olvidar la cantidad de religiosos asesinados por defender la vida, vida que, por cierto, no defiende él ni sus amigos con su apoyo al aborto y la eutanasia. ¡Por cierto!, que al monflorita se le ha olvidado decir que a los de su orientación los liquidan en el Irán del amiguete Admadineyah y poco menos en la Cuba de su querido Castro, uno de cuyos insultos mas queridos, hartos de oírle estamos, es ¡maricón!, se lo digo al Sr. Peces por si las moscas se le ocurre ir a Cuba o Irán.
Decir que la Iglesia está contra la libertad por oponerse a la EpC es confundir el culo con las témporas, pues parece, en otro lapsus de memoria, olvidar que la mas parecido a esa asignatura era la famosa “Formación del Espíritu Nacional” de tiempos del franquismo, de lo que se debe deducir o que añora aquellos tiempos o que no sabe ni lo que dice. El Sr. Peces ha ignorado siempre lo que es la verdadera libertad, para él la libertad es la que marcan los amos del cotarro, en este caso Rodríguez y sus palmeros y los demás debemos aceptar que esa es la verdadera libertad, que el individuo no tiene capacidad de pensar por si mismo y que los españoles somos gilipollas solo salvados por los “Peces” de este país.¡Craso error!, en esta bendita España muchos nos consideramos individuos libres, ciudadanos y no súbditos y nos importa una higa lo que Rodríguez, Pepiño, la “Vogue” o el Sr. Peces pontifiquen, porque la verdadera libertad es la que cada uno de nosotros ejercemos, no la que los gurús del régimen nos quieren imponer y si somos católicos y seguimos las directrices de la Iglesia es porque nos da la gana y porque no somos unos renegados resentidos que quieren hacer méritos ante sus nuevos amos que los mantienen.
Un último apunte: no es solo la Iglesia quién se opone a ese adoctrinamiento, somos muchos miles, quizás millones, de seres libres, mas de los que a Ud. le gustaría, los que nos oponemos a que España camine hacia un régimen de corte totalitario marxistoide y que nos negamos a que nuestros hijos sean adoctrinados por fantasmones trasnochados como Ud., Sr. Peces.

lunes, agosto 06, 2007

Esquizofrenia política en Navarra

Los ciudadanos españoles y en particular los navarros, asistimos atónitos al escándalo que está siendo la actividad política en la Comunidad Foral. Prácticamente ningún partido escapa a unas actitudes que solo puedo catalogar de esquizofrénicas en el peor sentido de la expresión. Para empezar, aparecen en las elecciones una coalición de nacionalistas donde se mezclan PNV, EA, batasunos y hasta etarras más o menos disimulados. Bajo el nombre de Nafarroa Bai aspiran a integrar la comunidad en el País Vasco, uno de los objetivos esenciales de eta-batasuna como ellos mismos pregonan. Esa coalición se presenta como “democrática” y alejada del terror, pese a que, entre otras actitudes, su dirigente tiene a dos etarras trabajando para él ¿?. La formación mayoritaria, UPN, pese a defender las foralidad y españolidad de Navarra, ha sido especialmente permisiva con los nacionalistas permitiendo la proliferación, por ejemplo, de ikastolas y manteniendo un perfil bajo con ellos. Respecto a CDN, una vez mas han demostrado su escasa visión política y su mucha ambición, negándose a ir en coalición con UPN lo que a ellos les ha representado un varapalo y a Navarra la posibilidad de que los proetarras lleguen al poder. Respecto a IU, ha sido la mas coherente, ya que su ambición ya sabemos que es doble: poder y unión de todo aquello que sea muy de izquierdas y, a ser posible, antiespañol.
Dejo para lo último al PSOE y al PSN, porque su actuación, a parte de falaz ha sido inmoral. Desde el primer momento el Presidente quiso la alianza con los proetarras, como se vio en el Parlamento en su alocución sobre la necesidad del cambio en Navarra mientras la dirigente de NB, Uxue Barkos, asentía con la cabeza, muy complacida. Luego vimos al PSN atacar a UPN y deshacerse en elogios hacia NB, apoyando la investidura de una exponente de esa coalición neoterrorista como Presidenta del Parlamento y llegando a un acuerdo para gobernar Navarra, con argumentos tan peregrinos como que así lo pedía la ciudadanía, remedo de lo dicho por Rodríguez en la ya mencionada sesión parlamentaria.
Pero, ¡ay amigo!, la ciudadanía en general no veía bien ese pacto y pese a que Puras y su banda estaban locos por la música del coche oficial, por no hablar de IU y de NB que veía a punto de cumplirse el primer paso de su estrategia unitaria con el País Vasco, desde Ferraz hicieron cuentas cara a las generales y vieron que muy caro les podía salir el acuerdo y no dudaron en desdecirse como ya hicieron en Cataluña y obligar a Puras, Chivite y otros mamporreros socialistas a decir diego donde dijeron digo, rompiendo el pacto con NB y abriendo las puertas a un gobierno minoritario de UPN-CDN. Por si fuera poco y para ya decir aquello de “apaga y vámonos”, Sanz en vez de, con dignidad, convocar nuevas elecciones se decide por gobernar en minoría, sabiendo y sino lo sabes que es memo, que le van a hacer la vida imposible y que pasadas las próximas generales, si gana el PSOE, le van a plantear una moción de censura y le van a dar la patada en salve sea la parte.La miseria e indignidad de la clase política Navarra ha llegado a extremos alarmantes y bien haría la ciudadanía en exigirles a todos los dirigentes que se vayan por higiene pública y que dejen paso a otras personas más decentes y honestas, por que con esta patulea solo queda decir, como Romanones, “jo, que tropa”.

martes, julio 31, 2007

Asesinar es barato y económicamente rentable

Las decisiones el actual gobierno son cada día mas repugnantes y amorales. No le basta con intentar dividir a los españoles en buenos y malos, en tergiversar los hechos históricos en aras de sus intereses bastardos o tomar decisiones cada día mas totalitarias como manipular la educación de los jóvenes, sino que en el paroxismo de su alianza con los asesinos etarras no solo está dispuesto a cambiar la Constitución para entregar Navarra a los etarras también para potenciar la autodeterminación. Pero, como estas cesiones debían parecer poco al felón que nos gobierna, no se le ocurre mas, a él y a sus secuaces, que abonar a cada etarra 1500 euros mensuales, durante 10 años, para su “reinserción” y junto a esos cobardes representantes de la burguesía vasca buscarles “empleo” en sus empresas, suponemos que de directivos, no creo que vayan a pensar que van a currar como cualquier español.
Parece inconcebible que estos hechos puedan ser ciertos, pero después de ver lo barato que sale matar, todo es posible, amén de que el gobierno no ha desmentido las informaciones más allá del bla, bla, bla de la inefable De La Vogue desde Guatemala. El pagar a los asesinos por no matar, no es solo una mala política, ya que no deja de ser un chantaje, sino que, moralmente, destroza a una sociedad. Que los asesinos de Hipercor, la Plaza de la República Dominicana, quienes mataron a Buesa o a Pagaza, a Blanco o destrozaron a Irene Villa no solo vayan a pasearse tranquilamente por las calles sino que además vayan a tener un beneficio económico pagado por todos los españoles y, entre ellos, las victimas y sus familiares, es repugnante y amoral.
Algún imbécil, no merece otro calificativo, está alegando que si hay que pagar por el fin de la violencia bienvenido sea. ¡Pues no!, porque una sociedad democrática no puede comprar su “paz” y porque nadie asegura que ese pago sea suficiente, pues los chantajistas no suelen quedarse contentos con un solo abono cuando ven que pueden apretar a su interlocutor y no es Rodríguez precisamente un valiente. También se alega que al IRA y a los paramilitares protestantes se les facilitó una salida económica. A quienes así opinan les recomiendo que se den una vuelta por la Costa del Sol, por ejemplo, donde muchos exterroristas lealistas se dedican al narcotráfico, a la extorsión, contrabando y otras actividades delictivas iniciadas con aquellos dineros. Por su parte los republicanos se han hecho con el control de las actividades delictivas en muchas zonas de Irlanda del Norte, dándose la “curiosa” situación que, a veces, estallan incidentes entre antiguos miembros del IRA entre si por los “negocios” y otras veces con los paramilitares protestantes. Es decir, que los “heroicos” luchadores “por la libertad” se han reconducido a vulgares delincuentes. Por cierto, que la connivencia entre ETA y las redes del hachís son muy profundas, así que con los dineros de los españoles podrán montar buenos negocios.
Supongo que todavía puede ocurrir algo mas grave y asqueroso y es ver a los “Txeroqui”, De Juana y otros al frente de las fuerzas de seguridad vascas ya que ejemplos tenemos como el de Kosovo donde la “heroica” guerrilla del UÇK no era mas que una banda mafiosa y de lo mas peligroso de los Balcanes y hoy, por mor de los diplomáticos europeos y de la ONU, se han convertido en la Policía de ese protectorado, tema que no sería difícil ocurriera en el País Vasco, pues ya los tenemos en los Ayuntamientos y otras instituciones.La sociedad civil debe tomar conciencia de a donde nos conduce el actual gobierno y si los propios miembros del partido en el poder no ponen coto a estos desmanes, deberá ser la sociedad quién se movilice para acabar con el mismo so pena de encontrarnos en España con un caos y descomposición irreversibles.