viernes, agosto 31, 2007

¿Donde está nuestro Reagan, donde está nuestra Thatcher?

En un momento en que las políticas de izquierda en España atraviesan una situación de pura desorientación y dislate, con un PSOE a cuyo frente se haya un grupo ideológicamente radical e intelectualmente pobre, cuyos únicos objetivos son cambiar la historia y, sobre todo, mantenerse en el poder, parece llegado el momento de que la derecha inicie la revolución liberalconservadora como ya sucedió en EEUU y en el Reino Unido y podría estar iniciándose en Francia.
Frente a la falta de ideas de la izquierda y no solo la española, que desde la caída del muro, símbolo del fracaso del comunismo o socialismo real y los fracasos e las socialdemocracias tanto en sus aspectos sociales como económicos o de valores, parece claro que la derecha, que parece haberse mantenido a la defensiva desde la Transición por su incapacidad intelectual y dialéctica de confrontar ideas y acomplejada por la acusación de ser la heredera del franquismo, esa derecha que se ha limitado a gestionar la economía y salvarla de los dislates socialistas, sigue, sin embargo, sin presentar la batalla de las ideas, sin presentar ante la sociedad un modelo que sea capaz de ilusionar a nuestros conciudadanos y que establezca, como en los países anglosajones, el centro del debate en la libertad individual, los derechos cívicos, la meritocracia y la defensa de los valores que han hecho grande a occidente.
Los dirigentes políticos de la derecha son tan cobardes que ni siquiera se identifican así, mas bien lo hacen con esa remoquete que nadie parece saber muy bien lo que significa, pero que se ha conseguido poner como ejemplo de moderación: el centrismo. Parece ser que si no se es “centrista” no se debe ni puede gobernar desde la derecha. Se trata de otra trampa tendida por la izquierda, siempre hábil en el uso de los conceptos y las palabras aunque estén vacíos de contenido, para arrinconar a esa derecha que intenta desprenderse de la acusación de franquista, acusación falsa pues no es el PP heredero del Movimiento y aunque así lo fuese, ¿deslegitima a un partido democrático?, no debemos olvidar que la democracia la trajeron los franquistas, que fueron ello los que desmontaron al antiguo régimen, sin que la supuesta oposición, mas bien escasa y poco activa salvo los grupos terrorista como el FRAP, tuviesen ninguna participación hasta que Adolfo Suárez, Torcuato Fernández Miranda y otros les dieron cancha en la transición.
Pero hay más, ¿se debería deslegitimar al PSOE por ser heredero de aquel de la República, golpista en el ’34 y marxista hasta Suresnes, por lo menos y que parece volver a serlo según se reconoce Rodríguez o sus jóvenes “new reds”?.¿Acaso la izquierda está ungida de una legitimidad y es la única que da licencias de demócratas?. ¿Pueden ser los amigos de Castro o el gorila rojo y antaño de los Honecker y compañía, paradigmas de la defensa de la libertad?.¿Pueden, quienes pactan con los asesinos de ETA o quieren imponer la dictadura de su moral a las nuevas generaciones, ser ejemplo de respeto de los derechos cívicos?. Entonces, ¿porqué ese miedo, esas vacilaciones de los dirigentes de la derecha?. Si no son capaces de reaccionar y ponerse al frente de esa parte de la sociedad que ya empieza a reaccionar, que harta de la dictadura política, social, económica, intelectual y hasta estética de la izquierda, aburrida de su miseria moral y cultural, ha decidido plantarle cara y salir en defensa de los valores que han hecho y seguirán haciendo grande a nuestra civilización, digo, que si no son capaces de articular su política adecuándola a esas nuevas aspiraciones, si no son capaces de encauzarlas políticamente, serán arrollados por la sociedad y sustituidos por quienes sin complejos, orgullosos de su ideario lo defenderán con firmeza y convicción. Deberán ser los Reagan y las Thatcher españoles.

6 comentarios:

Wicek dijo...

Hola Carlos, te he dejado un "Thinking Blogger Award" en mi blog.
Saludos.
Wicek.

lina gómez dijo...

Reagan y Thatcher llenaron de cementerios toda America Latina, incluidos tres familiares míos. Espero que nunca tengan que sufrir nada de esto en España, país al que aprecio y quiero mucho.

Carlos Juan dijo...

Dudo que Thatcher dejara cementerios en América Latina y, con todo respeto a sus familiares, ¿quizás estaban en alguna guerrilla de esas que pretenden "liberar" a los oprimidos y lo único que hacen es machacarlos?

seleucus dijo...

Reagan y Thatcher son, lamentablemente, fenómenos circunscritos al mundo anglosajón. Aquí tenemos que contentarnos con aspirar, como mucho, a una socialdemocracia que puntúe alto en el índice de International Transparency.

Carolus dijo...

Muy buen blog, te felicito. No deberías leer esto... Es retorcidamente maquiavélico. Entra y verás, ya me dirás como te funciona:
http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Anónimo dijo...

Genial, tios, a un año de este monstruso comentario los hechos, crisis, Bushes y demás acaban de confirmar el fracaso de las políticas de Thatcher y Reagan en todo el mundo, el modelo de la especulaciom, el que ha creado la mayores desigualdades sociales del planeta, en fin, el que vosotros defendiais hace tan sólo un año...
En fin, hasta Rappel adivinaría más.