sábado, enero 13, 2007

¡Rajoy a la cárcel!

La manifestación que dentro de un rato se va a celebrar en Madrid tiene un solo objetivo, protestar contra los verdaderos culpables del terrorismo: el Partido Popular. A nadie se le oculta que la razón de que ETA pusiese la bomba en la T4 del Aeropuerto de Barajas fue la intransigencia del PP a ceder a las razonables peticiones de ETA y de la democrática y liberal izquierda abertzale, a saber: independencia para el País Vasco y Navarra, puesta en libertad de los heroicos gudaris, legalización de la pacífica HB y algo de dinero para los excarcelados y los actuales comandos, pues no parece lógico que quién tanto ha sufrido por la causa en Bayona, Biarritz, París o Ginebra se vea ahora obligado a ganarse el pan con el sudor de su frente, ¡faltaría más!. Pues bien, ante esas insignificancias Rajoy y los suyos han sido brutalmente intransigentes, realizando manifestaciones en contra y oponiéndose a la política de ese caballero que es ZP, fijémonos si es caballero que ha reconocido que los dirigentes de ETA son hombres de paz, hecho irrefutable. Ante ese caballero, ese amantísimo nieto de su abuelo el capitán, no confundir con el Trueno, Rajoy no deja de ser un torvo personaje que lo único que ha conseguido en esta vida es haber tenido una carrera profesional y política de enjundia, no como el líder pacífico, es decir ZP, que en aras de la causa no dudó en dedicar solo un año a su trabajo de profesor para sacrificarse por paz en lugares difíciles y peligrosos como La Moncloa, La Mareta o el Coto Doñaña, o en arduas misiones familiares en Londres, ese es el hombre al que intenta ningunear el malévolo Rajoy.
Afortunadamente surge en auxilio del prócer, cual Séptimo de Caballería, lo mas brillante de este país: la Unión de Actores, el ramillete mas granado, mas florido de nuestro brillantísimo mundo del celuloide, las jóvenes y ya consagradas estrellas, conocidas mas allá de Vallecas, ¡que digo!,¡hasta en el Festival de San Sebastián!, colmadas de honores, premios Óscar a mansalva y que si no se los han dado los americanos es porque son unos fascistas. Por supuesto me refiero a la joven y hermosa Pilar Bardem, a ese joven genio, español de mas de un millón de generaciones llamado Federico Luppi, apellido de honra raigambre patria y del que algunos malévolos dicen que, en realidad, es argentino y que se nacionalizó español para vivir del presupuesto, pero eso son maledicencias, no había mas que oírle hablar ayer con entusiasmo democrático hablando de “cordón sanitario contra el PP”, el que esa frase fuese usada en repetidas ocasiones por los nazis, no es óbice para la verdad que encarna, como demostró las veces que también lo usaron los comunistas, ideología democrática donde las haya como avala que los años que gobernó en tantos países apenas causó unos 100 millones de muertos, ¡insignificancia ante la inmensidad del océano!. Ideología encarnada en los llamados Partidos Comunistas en donde militan o han militado la mayoría de los miembros señeros de la mencionada Unión en honda coyunda con hermosos personajes españoles y foráneos, como Stalin, Mao, Castro, La Pasionaria o el benefactor de Paracuellos, Santiago Carrillo.
Pero no solo actores, vibrantes escritores como Caballero Bonald que haciendo el sacrificio de su vida va ir a una manifestación, él que siempre ha menospreciado con epítetos altisonantes a los que iban a las manifestaciones de las victimas del terrorismo, ¡que gran ejemplo!, ¡ronda para todos que hay que celebrarlo!.
La manifestación de hoy va a ser brillante, con una gran masa de banderas nacionales ondeando al viento, si son tricolores es porque una franja se ha descolorido, no por otra causa. También ondearan irakíes de tiempos de Saddam y palestinas, pueblos hermanos que rechazan el terrorismo y en cuyo honor se escuchará algún vocablo fuerte contra ese país repugnante y totalitario llamado EEUU. Probablemente quienes más fuertemente griten sean los simpatizantes de los líderes hermanos y ejemplo de libertad y democracia, Castro y Chávez. Pero la manifestación será ordenada, eso si gritos indignados contra el PP, se lo merecen y nada mas. Si alguna sede es atacada, mobiliario urbano destrozado y alguna otra acción no es culpa de los manifestantes es que las acciones del PP indignan a la gente de bien y les lleva a perder un poco la olla, pero al fin y al cabo, patear a una anciana es ejemplo importado de las manifestaciones en Cataluña y allí tienen mucho seny.
No se si se llegara a dar algún grito de gracias a ETA, pero podría ser ya que solo usó 800 kilos de explosivos y apenas hubo dos muertos, por cierto que es posible que en la manifestación ni se les mencione, ya que a los hombres de paz no se les debe enojar por esas minucias como bien demostró la maravillosa Trinidad Jiménez no acudiendo al entierro de las mismas en su país, pero ¡es que viven en pueblos tan alejados y pobres que a la chica se le podía ensuciar la chupa!.
Está claro que en la manifestación debe haber un grito unánime, ¡Rajoy a la cárcel!, verdadera expresión de lo que se debe hacer para que no se interpongan obstáculos a los acuerdos entre los hombres de paz y el caballero de la política.

PD: Post dedicado a las repugnantes excrecencias del geriátrico conocido como Unión de Actores







1 comentario:

jose dijo...

He entrado en el blog porque está firmado, al menos aparentemente.
No está nada claro lo que dices respecto a los culpables de que exista ETA.
¿Escribes en serio?