lunes, mayo 22, 2006

Montenegro vs. Cataluña y Vascongadas

El resultado de ayer en la minúscula República de Montenegro que dio la victoria por el 55,4% de los votos a los defensores de la independencia no tardará en ser explotado por los nacionalistas catalanes, vasco y gallegos. Ya lo han hecho en días anteriores alegando que en la Europa actual es posible la segregación de una parte de un país y su acceso a la independencia, incluso han enviado observadores al evento.
Como siempre, los nacionalistas mienten o desconocen la historia. En primer lugar,la Federación Serbia-Montenegro no forma parte de la Unión Europea, en segundo lugar Montenegro ha tenido derecho a la independencia, como el resto de las repúblicas, desde 1945, cuando se creo la República Federal de Yugoslavia bajo el dictador Tito. Es verdad que dicho derecho era teórico, como en la antigua URSS, pues bajo un régimen marxista difícilmente se tiene derecho a nada, pero en teoría era factible y esa norma constitucional fue la utilizada par desintegrar Yugoslavia en los actuales estados independientes. La verdad es que, históricamente, Montenegro ha sido independiente, unas veces “de facto” entre 1350 aproximadamente y 1878, u otras “de iure” desde 1878 a 1918.
Por hacer un poco de historia, Montenegro, cuyo nombre viene de su tortuosa orografía, fue refugio de serbios tras la derrota de Kosovo en 1348, allí crearon un principado independiente en la práctica que se mantuvo en guerra con los turcos hasta que en el Congreso de Berlín de 1878 se le concedió la independencia reconocida internacionalmente. Tras la P.G.M. se incorporó al Reino de Yugoeslavia, llamada entonces así y a la República yugoslava tras la S.G.M.. Desde la desaparición de la misma formó una “cuasi” confederación con Serbia, con monedas distintas, dinar en serbia y euro en Montenegro, fronteras con aduanas, política exterior distinta y solo 5 ministerios comunes: es decir, prácticamente independiente y el referenda de ayer solo ha confirmado lo existente, aunque por un resultado más bien corto.
Estos años de semi-independencia han estado teñidos por el predominio de la ilegalidad como norma de actuación. Recordemos que el mayor promotor de la independencia, el actual Primer Ministro, fue un protegido de Milosevic y fanático proserbio, que cambió la chaqueta cuando vio que su mentor entraba en crisis y que ha hecho de Montenegro su feudo, ¿suena esa actuación?, no siempre por medios legales, pues ha sido señalado como protector de las mafias del tabaco que imponen su ley en el país, por lo que el futuro es bastante dudoso.
Las líneas anteriores explican por si solas las diferencias entre Montenegro y Cataluña o Vascongadas, que siempre pertenecieron a reinos españoles, nunca fueron independientes ni estuvieron en confederación con España, aunque los nacionalistas tienen en común con la clase dirigente de Montenegro ese estilo mafiosillo. Creo que es bueno recordar la historia para que quienes la quieren utilizar torticeramente se enfrenten con la realidad de la misma.

4 comentarios:

berti dijo...

El problema no es tanto que el deseo de independencia sea desafortunado, pues no pasaría nada si lo eligen libremente, sino que pretendan que la sociedad eterna vasca y catalana reclama Independencia, algo sin duda falso.

En cuanto a Montenegro, me preguntó por qué sólo el 55.4% de los votos ha sido favorable a la independencia. ¿Qué crees tú?

Jon P. dijo...

Es evidente que no se puede comparar Montenegro ni con Cataluña ni con el País Vasco. Gracias por los apuntes sobre la historia montenegrina.

Saludos!

adalbertofrenesi dijo...

Los montenegrinos son serbios. Cultura, tradición, lengua... tras ese 55,4% se esconde márketing y publicidad, nada más.

Cualquier publicitario te diría que es mucho más fácil defender la independencia que la continuidad. Independencia suena a libertad y a sacar grilletes y todo eso... es muy sencillo defenderla.

Ahora bien el Djukanovic, según los analistas, ve de lejos la sombra de la corrupción y el descrédito. Empiezan a aparecer voces que dicen que su único discurso era la secesión. Pero no se puede gobernar sólo con bonitas palabras que encubren un dudoso enriqueciemiento.

Le doy año y medio a este individuo para que le pase lo que al alcalde de Marbella.

Eso sí, probablemente a Montenegro le irá bien en el futuro (ojalá), con 630.000 habitantes y un clima mediterráneo. Sólo le espera un esperanzador futuro.

Ahora sólo queda que Serbia se independice de Serbia para ser todos felices...

Anónimo dijo...

Que cosas. Tras el 55,4% solo hay humo, vacio, manipulación... publicidad. Y, claro, tras el 44,6% está la substancia, la reflexión, la verdad. Que cosas, que cosas...