miércoles, octubre 21, 2009

Absurdo total

El debate sobre Presupuestos que tuvo lugar ayer en el Congreso explicitó de forma absoluta la incoherencia, tanto personal como política, de un gobierno un tanto esquizofrénico.

No parece lógico que las cuentas del estado puedan ser tan absurdas, falsas y nefastas. No es racional que la dirección del país intente abordar los graves problemas que nos afectan con unas previsiones que cualquier persona, aunque no esté versada en economía, sabe que no sirven y que son irreales.

Es conocido que al Presidente Rodríguez no le importa nada la economía nacional, que su único objetivo es el mantenimiento en el poder y para ello hará lo que sea necesario, pero sorprende que el PSOE como organización política, admita estos dislates.

Pase que los/las mamporreros/as del Presidente traguen carros y carretas, pues al fin y al cabo son floreros/as con buenas remuneraciones y un status que nunca soñaron alcanzar. Pase que la bancada socialista aplauda y apoye las directrices del líder, pues en un sistema de listas bloqueadas y cerradas solo la adhesión permite seguir disfrutando del momio parlamentario, pero el Partido Socialista, la intelligentsia afecta a esa ideología, los media “progresistas” no es posible que estén tan contaminados, ¿o comprados?, como para no ver que este gobierno lleva al desastre a la nación, lo que, aparte de la gravedad en si, conllevaría que el propio PSOE saldría afectado.

Por si fuese poco el contenido, la manera de plantear el tema por parte de la ministra, sus balbuceos, dudas, desconocimiento de lo que hablaba, resultó bochornoso, pues si la rectora, por lo menos en teoría, de la política económica del gobierno da esa imagen de desconocimiento e incapacidad de trasmisión, es para echarse a temblar.

Pero el mayor problema es que no solo los presupuestos son absurdos, es que lo es toda la política económica, ¡ítem mas!, en general toda la política rodrigueril, ya sea la social, la de seguridad, defensa o exterior.

Sus pretendidas medidas sociales no solo dejan mucho que desear, sino que su coste impide que esas partidas dinerarias vayan a políticas de comprobada eficacia. Su entreguismo a UGT obstaculiza la modernización de nuestro tejido empresarial y laboral con su secuela de paro. Su pretendida economía sostenible es un engendro que, de momento, solo ha servido para llenar de subvenciones los bolsillo de ciertos empresarios del sector de las renovables cuyo mayor mérito es ser amigos del poder y cuyas actuaciones, como mas de un estudio ha demostrado, destruyen puestos de trabajo en cantidad doble que los que crean.

No parece posible que se cometan tamaños desafueros y, sobre todo, que sean apoyados dentro del partido que sustenta al gobierno por simple disciplina de voto. Eso lleva a la ciudadanía a la convicción de que las organizaciones políticas no son más que entes creadores de parásitos que viven del presupuesto y no cumplen su función de entes vertebradores de la democracia.

Tampoco se debe olvidar el papel de PNV y CC, quienes por intereses propios apoyan unos presupuestos que apenas hace un mes rechazaban tajantemente. Pero el chantaje ha funcionado una vez mas y los nacionalistas vascos sacan su correspondiente tajada a costa del resto de los españoles y coadyuvan al desastre nacional, cosa que les importa un ardite, porque son fieles al lema de que “cuando peor, mejor…” para el PNV.

En definitiva, este debate es la gota que colma el vaso de la degeneración y putrefacción que invade a nuestro sistema político. Es urgente una regeneración democrática, pues de lo contrario llegaremos a un punto sin retorno cuyo resultado será, aparte del desastre socioeconómico, la conversión de nuestra Patria en un estado neopopulista y neototalitario al estilo del México del PRI o de la Venezuela bolivariana y no creo exagerar un ápice.

1 comentario:

irichc dijo...

Un gobierno mentiroso, felón, títere, corrupto y doctrinario, amén de incompetente. Y la idea generalizada de que la alternativa bipartidista es nula. España se dirige al abismo.