jueves, junio 21, 2007

Un sátrapa con el Toisón

Cada día que pasa, nuestra clase dirigente se supera en caer en el oprobio y revolcarse en el fango. Durante siglos, las condecoraciones se concedían por méritos de alto contenido en cualquiera de los apartados de la vida y que significaban una aportación fundamental, ya fuese en las artes, la ciencia, la cultura o la milicia.
Dentro de las condecoraciones históricamente mas importantes, se encuentra el Toisón de Oro, probablemente la Condecoración mas importante de la Historia de Europa, creada en Borgoña en 1429 y de la que solo los monarcas españoles y los Habsburgo austriacos pueden concederla. Condecoración personal que a la muerte se devuelve al Gran Maestre, el vigésimo primero de los cuales es Juan Carlos de Borbón.
Aunque atravesó visicitudes a lo largo de la historia y se concedió, en alguna ocasión a personajes impresentables, como Napoleón I, la verdad es que el elenco de personajes que actualmente lo tienen dice mucho de su prestigio. En el año 2007 los miembros de la rama española de la Orden del Toisón de Oro son:
S.M. el rey don Juan Carlos I de Borbón y Borbón, rey de España y soberano gran maestre de la Orden del Toisón de Oro en la rama española,1977
S.A.R. el infante don Carlos de Borbón-Dos Sicilias, infante de España y duque de Calabria, 1964.
S.M. el rey don Constantino II de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, pretendiente al trono de Grecia, 1964.
S.A.R. el príncipe don Felipe de Borbón y Grecia, príncipe de Asturias, de Viana y de Gerona, Duque de Montblanc, Conde de Cervera y Señor de Balaguer, 1981
S.M. el rey don Carlos XVI Gustavo de Bernadotte, rey de Suecia, 1983.
S.A.R. el príncipe don Juan de Nassau-Weilburg, gran duque hasta el año 2.000 y príncipe de Luxemburgo, 1983.
S.M. la reina doña Margarita II de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, reina de Dinamarca, 1985
S.M. la reina doña Beatriz I de Orange-Nassau, reina los Paises Bajos, 1985. S.M.I. el emperador Akihito del Japón, 1985.
S.M. la reina doña Isabel II de Windsor, reina del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y demás reinos de la Mancomunidad Británica, 1988.
S.M. el rey don Alberto II de Sajonia-Coburgo-Gotha, rey de los belgas, 1994. S.M. el rey don Harald V de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, rey de Noruega, 1995
S.M. el rey don Simeón II de Sajonia-Coburgo-Gotha, pretendiente al trono de Bulgaria y ex-primer ministro de Bulgaria, 2004
S.M. el rey don Bhumibol Adulyadej de Tailandia, 2006.
S.A.R. el gran duque don Enrique I de Nassau-Weilburg, gran duque de Luxemburgo, 2007.
S.E. don Adolfo Suárez González, duque de Súarez y ex-presidente del Gobierno de España, 2007: El 8 de junio de 2007 fue nombrado miembro de la Orden por el coraje y valentía que demostró durante el periodo de la Transición.
Pues bien, rompiendo ese principio y en estos tiempos de total descomposición de la dignidad estatal, se ha concedido al rey de Arabia Saudita, Abdullah, personaje altamente reconocido por los valores que atesora: dictador, verdadero amo del país, opresor de las mujeres, de las religiones que no sean la musulmana, banquero principal de grupos terroristas, apoyo fundamental del intento de penetración islámica en Europa en particular y en España en general, rector de una sociedad sin respeto a los derechos humanos, la libertad individual y de expresión, la separación de poderes, desconocedor hasta de las palabras “democracia y libertad”. Pues bien, a este pájaro le ha sido concedido el Toisón por el Borbón, con la aquiescencia del Presidente Rodríguez, encantado de que se le de tan alta distinción a uno de sus repugnantes amigos.
No se han inmutado ambos ante lo que representa el moro, no parece que a Rodríguez le haya importado que en ese país sus amigos homosexuales, sus feministas y otros/as sean perseguidos, encarcelados o lapidados, todo sea por la “alianza entre cabrones”. Pero tampoco parece importarle al Borbón, entre cuyos títulos está el de Católico, no le importa que esa y otras religiones estén prohibidas y perseguidas, no le importa que avalase la Mezquita de Madrid y, a cambio, ni una simple capilla en la inmensa Arabia. Por supuesto, de derechos humanos, ni tocarlo, que molesta en las relaciones, donde es de esperar que salgan algunos millones manchados de sangre, pero ya se sabe que los gastos de la Corona son altos, por no decir los del PSOE.Como en los viajes de La Sra. De La “Vogue” al África austral o a China, nada sobre libertades individuales, libertad religiosa y de pensamiento, menos sobre democracia, lo importante es el business y la hermandad con sátrapas y tiranos. En verdad, Dios los cría y ellos se juntan.

2 comentarios:

Pache dijo...

Esta condecoración da una idea bastante fiel de lo respetuoso que el Presidente del Gobierno puede llegar a ser con las que dice que son sus ideas fundamentales. Y si falta al respeto de sus propias ideas, qué no hará con las ideas ajenas, que considera equivocadas.

Es lamentable también escuchar el estruendoso silencio de actores, actrices y otras gentes de buen vivir, que no han dicho esta boca es mía, ni han inundado las calles por tamaña ofensa a los valores cívicos y "republicanos" (como hemos escuchado en otras ocasiones) de tolerancia a la diversidad, e igualdad.

ricardo dijo...

Es usted un claro ejemplo de valores cristianos:

Racismo
Homofobia
Anti islamismo
Machismo e
Intolerancia en general

Siga así que se está ganando un lugar en el cielo y en el de asalariados de los hijos de Fukuyama