viernes, octubre 29, 2010

Nuevas concesiones

Quienes creyeran que el gobierno había descartado cualquier negociación con ETA después del anterior fiasco con asesinatos incluidos, estaban muy equivocados. En ningún momento dejaron de existir contactos ya fuesen directos o indirectos, como ya advirtió Mayor Oreja a quién pusieron de chupa de dómine por sus declaraciones, hasta llegar a llamarle demente y no solo por parte del PSOE o el PNV.

La realidad es que, una vez mas, Mayor ha demostrado conocer perfectamente tanto a los asesinos como a los socialistas, dejando en muy mal lugar a quienes se burlaban de sus denuncias.

Ciertamente, Rodríguez y sus asesores para el tema, ya sea Marina, Eguiguren o Jáuregui, amén de Rubalcaba, aprendieron del ridículo sangriento que hicieron y esta vez han maniobrado por personajes interpuestos, especialmente por jetas dedicados al “negocio” de mediación en conflictos” por cierto muy bien remunerados. Los Currin y compañía están sirviendo de intermediarios entre la banda y el gobierno, a la vez que se han convertido en portavoces de ETS-Batasuna en el exterior, incluso con “actuaciones” en el Parlamento europeo, con el silencio cómplice del Estado español.

Los pasos son paulatinos, ahora detenemos un comando, ahora a ciertos cachorros que no están muy interesados en la nueva faceta, ahora soltamos a Usubiaga para que lleve la leche a mamá o a otras para que lleven a fecundar a sus chuchos a Francia, etc.

Junto a ello, manifestaciones supuestamente contradictorias: Alonso diciendo que no cabe en la cabeza reuniones con Batasuna y Rodríguez que los movimientos en la izquierda “tendrá consecuencias”; el supuesto lendakari, digo lo de supuesto porque ya hemos visto que quién manda es el PNV, mostrando “firmeza” y Eguiguren apareciendo como testigo de la defensa de Otegui y diciendo en ETB que el terrorista “es un hombre de paz y debería estar en la calle haciendo política”, sobran comentarios.

Lamentablemente el PP, mas bien su cúpula, sigue aferrado a su pacto con los socialistas y además de ignorar a gente como Vidal-Quadras o Mayor Oreja ha procedido al abandono de las víctimas, prefiriendo creer a los mentirosos que apoyar a los que sufren, con lo que, indirectamente, favorecen a los terroristas.

Pese a estos abandonos, esperemos que la manifestación del 6 de noviembre sea un éxito ya que las bases del PP y gran cantidad de ciudadanos están en contra de este nuevo pasteleo con los asesinos y hay que demostrarlo para forzar al gobierno y a la oposición a enfrentarse con ETA y DERROTARLA, no pactar con ella o con Bgatasuna para permitirles volver a las instituciones con un nuevo partido. Los terroristas deben ser vencidos y purgar sus culpas en la cárcel, no acabar de regidores o concejales de pueblos y ciudades, pues ello demostraría que la catadura moral de esta sociedad es repugnante.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Voto por todo ello Carlos Juan. Éxito de la manifestación y no parar de decir que NO