martes, julio 31, 2007

Asesinar es barato y económicamente rentable

Las decisiones el actual gobierno son cada día mas repugnantes y amorales. No le basta con intentar dividir a los españoles en buenos y malos, en tergiversar los hechos históricos en aras de sus intereses bastardos o tomar decisiones cada día mas totalitarias como manipular la educación de los jóvenes, sino que en el paroxismo de su alianza con los asesinos etarras no solo está dispuesto a cambiar la Constitución para entregar Navarra a los etarras también para potenciar la autodeterminación. Pero, como estas cesiones debían parecer poco al felón que nos gobierna, no se le ocurre mas, a él y a sus secuaces, que abonar a cada etarra 1500 euros mensuales, durante 10 años, para su “reinserción” y junto a esos cobardes representantes de la burguesía vasca buscarles “empleo” en sus empresas, suponemos que de directivos, no creo que vayan a pensar que van a currar como cualquier español.
Parece inconcebible que estos hechos puedan ser ciertos, pero después de ver lo barato que sale matar, todo es posible, amén de que el gobierno no ha desmentido las informaciones más allá del bla, bla, bla de la inefable De La Vogue desde Guatemala. El pagar a los asesinos por no matar, no es solo una mala política, ya que no deja de ser un chantaje, sino que, moralmente, destroza a una sociedad. Que los asesinos de Hipercor, la Plaza de la República Dominicana, quienes mataron a Buesa o a Pagaza, a Blanco o destrozaron a Irene Villa no solo vayan a pasearse tranquilamente por las calles sino que además vayan a tener un beneficio económico pagado por todos los españoles y, entre ellos, las victimas y sus familiares, es repugnante y amoral.
Algún imbécil, no merece otro calificativo, está alegando que si hay que pagar por el fin de la violencia bienvenido sea. ¡Pues no!, porque una sociedad democrática no puede comprar su “paz” y porque nadie asegura que ese pago sea suficiente, pues los chantajistas no suelen quedarse contentos con un solo abono cuando ven que pueden apretar a su interlocutor y no es Rodríguez precisamente un valiente. También se alega que al IRA y a los paramilitares protestantes se les facilitó una salida económica. A quienes así opinan les recomiendo que se den una vuelta por la Costa del Sol, por ejemplo, donde muchos exterroristas lealistas se dedican al narcotráfico, a la extorsión, contrabando y otras actividades delictivas iniciadas con aquellos dineros. Por su parte los republicanos se han hecho con el control de las actividades delictivas en muchas zonas de Irlanda del Norte, dándose la “curiosa” situación que, a veces, estallan incidentes entre antiguos miembros del IRA entre si por los “negocios” y otras veces con los paramilitares protestantes. Es decir, que los “heroicos” luchadores “por la libertad” se han reconducido a vulgares delincuentes. Por cierto, que la connivencia entre ETA y las redes del hachís son muy profundas, así que con los dineros de los españoles podrán montar buenos negocios.
Supongo que todavía puede ocurrir algo mas grave y asqueroso y es ver a los “Txeroqui”, De Juana y otros al frente de las fuerzas de seguridad vascas ya que ejemplos tenemos como el de Kosovo donde la “heroica” guerrilla del UÇK no era mas que una banda mafiosa y de lo mas peligroso de los Balcanes y hoy, por mor de los diplomáticos europeos y de la ONU, se han convertido en la Policía de ese protectorado, tema que no sería difícil ocurriera en el País Vasco, pues ya los tenemos en los Ayuntamientos y otras instituciones.La sociedad civil debe tomar conciencia de a donde nos conduce el actual gobierno y si los propios miembros del partido en el poder no ponen coto a estos desmanes, deberá ser la sociedad quién se movilice para acabar con el mismo so pena de encontrarnos en España con un caos y descomposición irreversibles.

1 comentario:

ricardo dijo...

Un ejemplo de ello es Pío Moa