sábado, marzo 08, 2014

Cobardía occidental




Una vez más se demuestra que la fuerza no es solo la última ratio sino la primera y así nos lo viene demostrando el camarada Putin. Formado en la dura escuela del KGB, nacionalista hasta la médula, no duda en usarla: Chechenia, Georgia y ahora Ucrania. Siempre anheló reconstituir el viejo imperio zarista y rojo y a ello, basado en el auge de las materias primas, se dedica con entusiasmo, que nadie dude que Crimea, e una manera u otra quedará bajo control ruso.

Y occidente? Pues como dice el PSOE respecto a Cataluña, discutir, reunirse, buenas comilonas y, por supuesto, ninguna solución. Teniendo en cuenta que en la Casa Blanca, los únicos que podrían hacer frente a Putin, esta ese remedo ridículo de Presidente, pues no podemos esperar gran cosa.

Eso hace que los aliados o posibles aliados de occidente se replieguen y prefieran pactar con los duros ya sea Rusia o China porque saben que ellos si van a cumplir con sus objetivos y más vale tener claro quién se atreve que a los cobardes blandengues dirigentes de occidente.

Lógicamente, con un Reagan esto no hubiese ocurrido, pero Obama es mucho mas Cárter que Reagan y así le vemos haciendo gilipolleces como trotar por la Casa Blanca para un programa de salud de su estúpida esposa que preocupándose de los graves problemas de Oriente Medio y Ucrania.

Y qué decir de los europeos, preocupados por unas elecciones que a nadie importan y dejando que Moscú vaya recuperando posiciones, por no hablar de los yihadistas, permitiendo, por ejemplo, la a invasión de España y encima, sobre todo el rojerío y los cuentistas de las ong,s aplaudiéndolo.

Este panorama nos conduce, si ya no lo estamos, a la clara derrota de un occidente sensual, cobarde, hedonista y sin valores, que no apoya a sus amigos y se rinde ante sus enemigos. Habrá quien diga que hablar es bueno, pero llega un momento y muy a su pesar Europas lo sufrió, que o apelas al poder o estás acabado, sino que se lo digan a Reino Unido o Francia cuando la S.G.M. acabo con ellos como potencias mundiales.

O surge una generación de líderes fuerte y dura o Europa no dejará de ser el Disney de los abuelitos a merced de las grandes potencias y EEUU o espabila y expulsa a Obama o lleva el mismo camino. Que Dios nos ampare porque lo que es nuestros dirigentes.