lunes, diciembre 13, 2010

Otro "golpe" de estado

Verdaderamente, desde el viernes 3, la semana ha sido una de las peores, sino la peor, del gobierno en mucho tiempo. No solo los datos económicos y de paro seguían en aumento, sino que no pudo visitar a su amigo Evo ni asistir a la Cumbre Iberoamericana. Pero...¿no pudo o no quiso porque estaba preparando la encerrona aérea?.

Las tremendas noticias socio-económicas pasaron, prácticamente, desapercibidas ante el tema de los controladores, que atrajo la atención de la opinión publica, dando una baza al gobierno para respirar, al mismo tiempo que encontraba otro chivo expiatorio que además picó ¡y de que manera!.

La situación generada por el abandono del puesto de trabajo ha sido considerada como poco menos que un crimen de estado, cuando no se ha tratado mas que de una grave irregularidad laboral que afectaba, como mucho, a 400.000 personas, que no quiero decir que los problemas que se les han creado no hayan sido graves, porque la espera masiva en un aeropuerto y sin saber cuando se puede uno ir de viaje es mas que lamentable. Pero no creo, bajo ningún concepto, que por ello haya que decretar un estado de alarma y poner bajo control militar a los “abandonistas”.

¿Recordamos la huelga del Metro de Madrid, donde se incumplieron los servicios mínimos, se atacó a trabajadores que querían incorporarse a su puesto y destrozaron material sensible?. ¿Nos acordamos de la huelga general, pactada con el gobierno, en la cual se agredió incluso a la policía, se impidió la incorporación de trabajadores que querían hacerlo y hubo serios destrozos?

Visto lo visto, ¿no había mas razones para militarizar a los de CC.OO. y U.G.T. que a los de USCA?. Pero ese es uno de los temas: en el control aéreo los sindicatos el régimen no tienen ninguna representatividad y, por ello, no pastan en los pesebres del PSOE, cosa intolerable para estos sectarios.

Se ha criticado a los controladores por ganar mucho, ¿pero quién no pelea porque le suban el sueldo?. Dicen que a ellos les han bajado 100.000 euros anuales, a los del metro les bajaban 60 y ya vimos lo que pasó. Además, olvidamos la importancia de su puesto de trabajo, pues no cualquiera sirve para el mismo como han reconocido los propios controladores militares.

El colectivo actúo bastante irresponsablemente, pero no mas que lo han hecho otros y, tampoco olvidemos, que el decreto que sirvió de detonante contravenía el Estatuto de los Trabajadores.¿Nos imaginamos si lo hace el PP con trabajadores donde imperen CC.OO. y U.G.T.?.

Esta claro que esta maniobra ha sido un golpe de mano encubierto, tipo lo ocurrido, aunque en otro contexto, entre el 11 y el 14M, para demostrar la “fortaleza” del gobierno y su enfrentamiento con “los ricos”.

A medida que se acercan las elecciones autonómicas y municipales, así como las generales veremos muchas historias de este tipo, la última, visto que ya la gente se cuestiona el Decreto de Alarma y empieza a no apoyar al gobierno, ha sido el “caso galgo” y seguirán muchas, pero que muchas historias mas.

Por ello, debemos estar alerta y no caer en las trampas de Rodríguez-Rubalcaba y el PSOE. Por supuesto que los infractores deben ser castigados, pero también los del metro o la huelga general aunque sean de los sindicatos pesebristas. El Estado de Derecho debe ser para todos, incluso para quienes han declarado un Estado de Alarma de más que dudosa constitucionalidad.

2 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

¡Ah No! ¿Justicia igual para todo y para todos?, ¿Equiparar a UGTCCOO con otros?, ¿siempre los mismos criterios? ¡Eres un reaccionario, facha y nazi Carlos Juan!

Carlos Fernández Ocón dijo...

¡¡Y además machista!! (se me había olvidado)