lunes, abril 05, 2010

Pederastia, ¿solo eclesial?

Desde hace mucho tiempo asistimos a una furibunda embestida contra las creencias religiosas cristianas en general y contra el catolicismo en particular.

Desde la irrupción de Juan Pablo II y su tremendo carisma entre gentes de todas las razas, naciones e, incluso, religiones, quienes no pueden soportar el éxito del mensaje espiritual, se lanzaron a críticas y diatribas de toda índole, ya fuese sobre el aborto, el celibato, el preservativo, el capitalismo, o cualquier otro asunto, el caso era criticar a la Iglesia católica.

Estas arremetidas no suelen producirse contra otras iglesias cristianas como anglicanos o luteranos, ya que hace años levantaron bandera blanca y se rindieron al “progresismo” laicista, aceptando el matrimonio homosexual, la consagración de los mismos, mujeres obispos, etc, lo que, por cierto, no les ha llevado a un mayor auge, mas bien a su descomposición y prueba de ello es la cantidad de anglicanos que se están pasando en masa al catolicismo.

Por supuesto, los “progresistas” jamás levantan la voz en críticas al Islam porque esos tienen muy mala leche y en vez de poner la otra mejilla te rajan con la cimitarra o te revientan con la bomba, por lo que la crítica resulta peligrosa y nuestros “modernos” de héroes tiene más bien nada.

La susodicha ofensiva se ha reactivado a raíz de los casos de pederastia aparecidos en diversas zonas y de las que son responsables algunos sacerdotes y, en ciertos casos, cómplice por silencio, algún obispo. Vaya por delante que si la pederastia es un crimen execrable, más lo es si lo realiza un sacerdote que debe velar por las rectas conciencias de la grey y más de los pequeños miembros de la misma.

Pero dicho esto, resulta curioso que la tremenda andanada de medios de comunicación y laicistas varios no reparen en la cantidad de ese tipo de abusos que se da en todos los estamentos de la sociedad. Algunos datos pueden ser interesante: en Alemania se han dado mas de 400.000 casos de pederastia en los últimos años, afectado a la Iglesia menos del 0,1%, que son muchos, pero ¿y los otros?, ¿alguien ha comentado el gran número de familiares implicados en esos casos?, ¿sobre los docentes, no religiosos, que en gran número han cometido los abusos?, ¿abogados, policías, jueces, hombres de negocios, políticos,etc.?. ¿Por qué no se habla de esos “ciudadanos” que quieren legalizar la pederastia en países como Holanda?.

Curiosamente de esos temas no se habla, se informa de que ha caído una red ¡y punto!, no sabemos más, pero si hay un sacerdote implicado, el escándalo llega a la estratosfera, lo que demuestra la hipocresía de nuestra sociedad y el anticatolicismo rampante.

Por supuesto que eso no justifica los graves pecados y el que la Iglesia deba afrontar el problema con energía y sin tibiezas, pero lo mismo debían hacer el resto de la sociedad que acusa a la Iglesia y silencia sus propias y mucho más abundantes miserias.

Y por último, un pequeño comentario: el celibato no tiene nada que ver con las tendencias pederastas, ya que la inmensa mayoría de los casos los cometen personas con relaciones de pareja. Sin embargo y esto no es políticamente correcto, si tiene mucho que ver con la homosexualidad, léanse los estudios existentes al respecto.

1 comentario:

nomegustalapolitica dijo...

Y tan cierto.
Pones los 4 canales de TV de turno, y si no eres gilipollas, acabas tirando el mando a la tele.
Y yo soy ateo, ojo.

"Por el amor de Dios, hoy hasta es necesario luchar para defender una fe que uno ni siquiera tiene”


Saludos

PD: por si te interesase, escribí un artículo relativamente relacionado con esta cuestión: http://wp.me/pHUU8-eN